Cementerio de los Ingleses
Atardecer en aguas de Camariñas, con el faro del cabo Vilán al fondo. Camarinas.net

Hoy es un lugar bello, un camposanto romántico, pero el Cementerio de los Ingleses de Camariñas (La Coruña) tiene su origen en una tragedia. Corría la noche del 10 de noviembre de 1890. El torpedero británico Serpent navegaba junto a las costas coruñesas, a la altura de Camariñas. El buque no vio el faro y embarrancó. El mar hizo el resto.

Murieron 172 de sus 175 tripulantes. Sus cuerpos fueron arrastrados hechos pedazos hasta esta ensenada. Ahí mismo, a la vista de la duna del monte Blanco, los vecinos de Camariñas les enterraron a todos; en el habitáculo interior, los restos del capitán y oficiales y en el recinto exterior, los de los marineros.

Hoy es un pequeño y romántico cercado de granito en la ensenada do TreceEl Cementerio de los Ingleses es hoy un pequeño cercado de granito en la ensenada do Trece, a ocho kilómetros del faro del cabo Vilán yendo por la carretera que bordea la costa en dirección a Arou.

En el cabo Vilán, junto a aquel faro que no vieron los marineros del Serpent, el mar ruge loco de viento. Allí se forman olas que han llegado a alcanzar los 20 metros de altura (récord español absoluto). Hoy el faro da cobijo al Centro de Interpretación de los Naufragios.

Ingleses y españoles aprendieron de la tragedia de aquel 10 de noviembre de 1890. En España se sustituyó el viejo faro de vapor del cabo Vilán, en servicio desde 1854, por otro eléctrico, visible a 31 millas. En Reino Unido, las autoridades pasaron equipar a sus marineros con chalecos salvavidas.

Fuente: Guía Repsol. Rutas, mapas, restaurantes … ¡Planifica con nosotros tu viaje!