Miguel Montes Neiro
Miguel Montes Neiro, tras salir de prisión. Miguel Ángel Molina / EFE

 La Policía Nacional ha detenido este miércoles a Miguel Montes Neiro, quien fue conocido como el preso común más antiguo de España, por su presunta vinculación con el robo de joyas valoradas en cuatro millones de euros en un centro comercial de Marbella (Málaga).

A través de su cuenta oficial de Twitter, la Policía ha informado de la detención de "un indultado tras 30 años de cárcel en una operación abierta contra atracadores de un centro comercial en Marbella.".

Se intentó fugar de la cárcel hasta en ocho ocasionesFuentes policiales confirmaron que Montes Neiro es la identidad del detenido. La operación continúa abierta y el juez ha decretado el secreto de las actuaciones, han indicado las mismas fuentes.

La Policía cree que fue uno de los hombres armados que el pasado 18 de noviembre robaron joyas valoradas en más de cuatro millones de euros en un establecimiento comercial de Puerto Banús.

Según han informado a Europa Press fuentes de la investigación, en total han sido seis las personas detenidas por su relación con este robo.

El robo se produjo sobre las 16.00 horas cuando los hombres entraron en el centro comercial cerrado al público, haciéndose pasar por operarios de mantenimiento y redujeron a los tres vigilantes de seguridad que custodiaban el lugar.

Maniataron a tres operarios

Los ladrones sustrajeron un botín en joyas y maniataron a otros tres operarios que se encontraban trabajando en el establecimiento, que junto a los tres vigilantes permanecieron atados durante más de dos horas hasta que uno de ellos se soltó y alertó a la Policía.

Tras el hurto, los ladrones se dieron a la fuga en el coche de uno de los vigilantes amordazados, que estaba aparcado en una puerta de servicio del edificio para bloquear la entrada.

Campaña para su liberación

Montes Neiro salió en libertad de la cárcel granadina de Albolote el pasado 15 de febrero de 2012 tras ser indultado por el Gobierno y después de una campaña para su liberación en la que intervinieron dirigentes políticos de varios partidos. .

Hasta su salida de prisión a los 62 años, Neiro era considerado el preso común más antiguo de España tras llevar 36 años enlazando condenas sin delitos de sangre. El granadino llevaba desde 1976 sin acceder a la libertad, siquiera provisional, debido a sus hasta ocho intentos de fuga intentos de fuga.

El último de ellos tuvo lugar en noviembre de 2009 en un permiso penitenciario para asistir al velatorio de su madre en Granada.