El mundo de la cultura y de la literatura cántabra y autoridades de distintos ámbitos de la región se ha "diluido" y ha cedido en el II Día de las Letras el protagonismo a la "palabra escrita" por los quince autores cántabros homenajeados este año, con especial protagonismo del escritor y periodista de Cabuérniga Manuel Llano en el 75 aniversario de su fallecimiento y de algunas de sus obras, como 'Brañaflor' (1931).

Al menos, esta ha sido la petición realizada por la presidenta de la Sociedad de Escritores de Cantabria, Denia Laguillo, quien ha deseado en que estos autores "recordados y homenajeados" en esta jornada, entre los que se encuentran también Marcelino Sáenz de Sautuola, Consuelo Berges, Manuel Assas o el Padre (Francisco) Rávago, y sus palabras "prudentes", "refinadas" o "amadas", entre otros muchos calificativos que les ha dedicado, fueran los "verdaderos protagonistas" y los "anfitriones" del acto que se ha celebrado, a partir de las 19.00 horas, en el Palacio de Festivales.

Precisamente, la mayor parte del mismo —en el que también se ha recordado a Luis Barreda, Manuel de la Cuesta, Pedro Escalante, Ignacio García, Juan Antonio Gutiérrez, Emilio de Mier, Ermelinda Ormaeche, Carlos de la Serna, Ramón de la Sota y Matilde Zapata— se ha dedicado a la lectura de varias decenas de fragmentos de sus principales obras a cargo de representantes del mundo de la cultura de la comunidad autónoma, familiares de los homenajeados y autoridades.

Las palabras escritas de Manuel Llano han sido las que más se han escuchado en la Sala Griega del Palacio de Festivales, a través de las voces de autoridades como el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Miguel Ángel Serna, que ha dado lectura a un fragmento de la obra 'Retratos de Braña y Aldea'; del delegado del Gobierno, Samuel Ruiz, el diputado regionalista Javier López Marcano o el parlamentario 'popular' y alcalde de Polanco, Julio Cabrero, que se han decantando por textos de 'Brañaflor', la socialista Cristina Pereda, que ha escogido el escrito 'Recompensa' integrado en 'Metamorfosis', o el presidente del Parlamento de Cantabria, José Antonio Cagigas, que ha elegido un artículo publicado en el periódico El Cantábrico en 1933 en el que este autor en el que ofrece una visión rural de la política.

En este artículo, Llano sostiene que la "mejor política" es la que "suprime estorbos" y "echa a andar" los molinos y la que tiene un "criterio utilitarista" que "no tiene que ver con el ideológico" y afirma que ésta tiene que ser como "la buena lluvia y el buen sol" para las plantas.

Sin embargo, otro de los intervinientes en este acto han puesto este miércoles voz a las palabras escritas por otros de los autores homenajeados, como ha sido el caso del obispo de Santander, Vicente Jiménez Zamora, que ha escogido un informe del Padre Rábago —al que según ha dicho "debe mucho" la diócesis y la capital cántabra_para el culto del Sagrado Corazón recogido en la obra 'Jesuitas y Reformismo'; el de la directora general de Universidades Marta Guijarro, que se ha decantado por Marcelino Sáenz de Sautuola y sus 'Breves apuntes sobre algunos objetos prehistóricos de la provincia de Santander'; o el director del Palacio de Festivales, Víctor González Huargo, que ha escogido un texto de Manuel Assas sobre la invasión romana de Cantabria.

El acto principal del II Día de las Letras de Cantabria ha comenzado con la entrega de los premios a las docentes Begoña Gutiérrez Morlote (IES Leonardo Torres Quevedo) y Laura Holgado Fernández (Sagrado Corazón de Jesús) por las experiencias educativas realizadas con sus alumnos y tituladas 'Marcelino Sanz de Sautuola y su faceta paisajística' y 'Leemos y vivimos en Cantabria', respectivamente. Cada una ha recibido un lote de libros de autores cántabros, un diploma acreditativo y una tableta digital.

A continuación, la Sociedad Cántabra de Escritores ha entregado su 'Estela de Oro' al escritor, historiador y arqueólogo Joaquín González Echegaray, una distinción que ha recogido un sobrino del intelectual, quien ha leído unas breves palabras escritas por el premiado.

En ellas, y tras disculparse por no asistir al acto debido a sus problemas de salud, el escritor e historiador ha considerado un "honor", del que ha dicho no sentirse merecedor, esta distinción que, según ha dicho, recibe con "orgullo y satisfacción" por proceder de una entidad como la Sociedad Cántabra de Autores, de la que ha reconocido su labor de "ayudar en la difusión de la cultura y el conocimiento de la región" y a la que ha "animado" a seguir con esta tarea y ha mostrado su disposición a colaborar con ella.

Además, durante el acto, alumnos del Centro de Formación del Centro de Formación de Investigación Escénica del Palacio de Festivales han realizado una narración escenificada de 'Mariquita Melán', de la novela 'Brañaflor', de Manuel Llano. El homenaje a estos quince autores cántabros ha concluido con una actuación del Coro Lírico de Cantabria.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.