El juzgado de lo Penal número 2 de Albacete juzgará este miércoles a S.R.C. por un delito de lesiones y otro de amenazas, ambos en el ámbito familiar, y por los que el fiscal le pide una pena de dos años de prisión, prohibición de acercarse o comunicar con su víctima por un periodo de cinco años y privación del derecho a tener o portar armas por un tiempo de seis años. Además, deberá indemnizar a la víctima en 540 euros por las lesiones causadas.

Según recoge el escrito de acusación de la Fiscalía, al que ha tenido acceso Europa Press, sobre las 11.00 horas del 20 de marzo de 2011, el acusado, mayor de edad y ejecutoriamente condenando, entre otras, por sentencia firme de 2009 por un delito de lesiones a la pena de 10 meses de prisión y dos años de prohibición de aproximación, acudió al domicilio de su expareja, S.O.B., situado en Almansa y, con ánimo de menoscabar la integridad física de ésta, le propinó un puñetazo en la cara, tirándola al suelo.

Acto seguido, el acusado, con intención de atemorizar a su expareja, se abalanzó sobre ella y, agarrándola del cuello, le dijo, en presencia de sus hijos menores, que la iba a matar.

Como consecuencia de los hechos relatados, S.O.B. sufrió un hematoma periorbitario izquierdo, una herida de unos dos centímetros en la ceja izquierda y un hematoma en el brazo derecho, lesiones que requirieron atención médica y de las que tardó en curar 15 días, tres de ellos impeditivos para sus ocupaciones habituales. Además, le ha quedado como secuela una cicatriz de unos dos centímetros en la ceja izquierda que le causa un perjuicio estético ligero.

Consulta aquí más noticias de Albacete.