Un total de 252 personas con discapacidad buscaron empleo a través del Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS) durante el pasado año, un proceso mediante el cual se consiguieron formalizar 158 contratos, la mayoría de los cuales (109) fue en empresas privadas.

Según ha detallado el IMAS en un comunicado, 47 de los contratos formalizados fueron indefinidos; 12 tuvieron una duración superior al año; 16, de medio año; 65 contratos, de entre uno y seis meses; y 18 fueron contratos de una duración inferior al mes.

El itinerario integral de inserción 'Ergon', desarrollado por el IMAS, tiene como objetivo promover y facilitar que personas con algún tipo de discapacidad puedan optar, con las máximas garantías, a la integración laboral en el mercado ordinario y a la plena normalización social.

Por ello, desde la sección de Trabajo con Soporte del IMAS se llevan a cabo procedimientos sistemáticos de orientación, formación, apoyo y seguimiento laboral y social.

En relación al perfil de los usuarios, casi la mitad (135 personas) sufría una discapacidad intelectual (135). Por edades, 88 tenían entre 18 y 25 años; 72 entre 25 y 35; y 42 entre 35 y 45 años. Del resto, 31 personas tienen entre 45 y 55 años; siete entre 55 y 65 años y 12 entre 16 y 18 años.