La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha asegurado que quiere que el aeropuerto de Noáin-Pamplona sea viable en el futuro y que eso exige que se adapte a su tráfico real de aviones y pasajeros, que se han reducido el 52 y el 62 por ciento, respectivamente, desde 2007.

Pastor ha respondido a una pregunta de la senadora de UPN Amelia Salanueva sobre esta infraestructura, en el pleno de la cámara alta de este martes. Salanueva ha expresado la preocupación de su grupo por el futuro del aeropuerto navarro, que según ha dicho es clave para la actividad económica de Navarra, para sus empresas, su universidades o sus centros sanitarios, "que son referencia internacional". "Que se pongan medidas para hacerlo viable pero que no se ponga en riesgo su utilización", ha reclamado.

La ministra ha recordado que los pasajeros de avión se han reducido en Pamplona de 493.000 a 180.000 desde 2007, que las operaciones comerciales han bajado un 52 por ciento y las compañías que operan en Noáin han pasado de ser tres, a una. El resultado del aeropuerto, además es de -4,8 millones de euros.

La ministra ha asegurado que se ha buscado ahorrar gastos superfluos por 400.000 euros y que el coste de personal se ha reducido también en 500.000 euros, con bajas voluntarias y traslados. En cuanto a los horarios, ha asegurado que la reducción actual es de 20 minutos diarios, pero que desde el último domingo de marzo el aeropuerto cerrará solo cinco minutos antes de lo que era habitual, a las 23,45 horas.

"Nos estamos adaptando al horario de los aviones reales que llegan a los aeropuertos. No tenga cuidado —le ha dicho a la senadora de UPN—, que cuando hay transportes sanitarios el aeropuerto está abierto. Son los aeropuertos los que se tienen que adaptar a su carga de trabajo, no estar 24 horas abiertos para un vuelo al día".

Consulta aquí más noticias de Navarra.