El coordinador provincial de IU en Granada, Manuel Morales, ha mostrado su "total oposición" a la reforma de la administración local que impulsa el Gobierno del Partido Popular por considerar que "lo se quiere es eliminar democracia de abajo a arriba y poder imponer recortes y privatizaciones de servicios". "Porque solo rompiendo la columna vertebral de la democracia local puede el gobierno de Mariano Rajoy llevar a cabo la privatización y los recortes que pretende la derecha de este país", ha considerado.

Morales ha indicado que esta reforma de la administración local "la ha escrito el Gobierno de Rajoy al dictado de multinacionales, de grupos de inversión y empresas que tienen los ojos puestos en miles de jugosos contratos que esperan quedarse, quitándole a los vecinos la posibilidad de gestionar directamente los servicios públicos para convertirlos en un negocio que siga bombeando dinero desde las capas de la clase trabajadora y pensionistas hacia las cuentas de resultados de esos grupos y multinacionales que después desgravan a Hacienda, cometen fraude fiscal y dan sobres a quienes tienen que agradecerles que hagan estas políticas".

El coordinador de IU mantiene que esta reforma en Granada es "demoledora" para la inmensa mayoría de los municipios, ya que la provincia de Granada cuenta con 59 pueblos de menos de 1.000 habitantes y otros 130 de menos de 5.000 lo que hacen un total de 190.000 granadinos y granadinas que viven en poblaciones de menos de 5.000 habitantes "a los que viene Rajoy a decirles que su ayuntamiento no tiene la obligación de darles servicios ni de campos deportivos, ni de bibliotecas, mercados municipales, o de promoción del empleo entre otros, por lo que el Estado dejará de trasferir dinero a estos ayuntamientos en estos conceptos".

Morales sostiene que esto puede suponer el cierre de medio centenar de bibliotecas, cientos de instalaciones deportivas o decenas de mercados municipales en la provincia de Granada "en nombre de la eficiencia municipal, para después dárselo a una empresa privada".

El coordinador de IU ha afirmado que "esa es la verdadera pretensión de la famosa reforma de la administración local": "abrir el tesoro de los servicios públicos" a las empresas privadas de España, sacando por la fuerza de la Ley a los alcaldes y concejales de la administración, "realizando el mayor desahucio de la historia en el Estado".

"Es mentira que con esta reforma se ahorre dinero, ya que con la reforma aprobada permitirá a ayuntamientos como los de Motril y Granada que, sumado a la Diputación provincial, continúen con más de cien liberados para gestionar un presupuesto de 600 millones de euros, cuando por el contrario las delegaciones de la Junta en Granada en la actualidad cuentan con solo 15 cargos de libre designación para gestionar un presupuesto de 2.500 millones", ha apuntado.

La mentira,

"su estrategia"

El diputado provincial de IU, Antonio Molina, que ha comparecido ante los medios junto al coordinador y la portavoz de la diputación, ha acusado al PP "de volver a hacer de la mentira estrategia política para justificar la reforma de la administración local". "Mienten y manipulan cuando dicen ahorrarse el salario de más de 26.000 concejales y alcaldes de ayuntamientos de menos de mil habitantes, ya que según los datos de la Federación Estatal de Municipios y Provincias (FEMP) el 80 por ciento de los ediles no cobran sueldo alguno y cuando lo cobran, esos sueldos suelen estar por debajo de los 1.000 euros con el añadido de una dedicación plena las 24 horas del día", ha dicho.

Molina asegura que con esta reforma los 'populares' "permiten" que los cargos políticos de las grandes ciudades, como es el caso de Granada, puedan incrementar "aún más su salario", y "de cobrar 61.000 euros en la actualidad, Torres Hurtado, con la reforma en la mano, facilita que pueda llegar a cobrar anualmente hasta 80.000 euros", lo que a juicio de los representantes de IU es "un autentico disparate".

El diputado provincial de IU ha acusado de "manipular y mentir" a los impulsores de esta reforma por mantener que las medidas contenidas en este anteproyecto "suponen un ahorro para ciudades de menos de 20.000 habitantes por eliminar el número de concejales en los ayuntamientos, ya que el 95 por ciento de éstos no cobran sueldo de sus ayuntamientos.

"Lo único que se consigue con estas medidas es disminuir la representación y cercenar aún más la democracia de las instituciones más cercanas al ciudadano", ha indicado el diputado de IU, que ha instado a los 'populares' a que, "si de verdad quieren ahorrar costes a cargo de las administraciones", "que acaben con las diputaciones provinciales" que en el conjunto del Estado provocaría un ahorro de más de 8.000 millones de euros.

Por su parte, María Asunción Pérez Cotarelo, portavoz de IU en la diputación provincial, ha asegurado que esta reforma "nace desde la perversión democrática en la que está instaurado el PP, que busca una rentabilidad económica a los servicios públicos que se prestan habitualmente desde los ayuntamientos", cuando según la representante de IU, "la rentabilidad tiene que ser social y de garantía a toda la ciudadanía por igual".

Consulta aquí más noticias de Granada.