El portavoz adjunto del grupo parlamentario popular en

las Corts Valencianes, Vicente Betoret, ha señalado este martes que el Complejo Administrativo 9 d'Octubre "es el reflejo de la nueva administración Fabra: eficiente, próxima y austera".

El nuevo centro administrativo, ubicado en la antigua Cárcel Modelo de Valencia, ha empezado a recibir esta misma semana a sus primeros ocupantes, funcionarios de la Conselleria de Infraestructuras, la primera en realizar el traslado de sus 570 empleados públicos, que ocuparán la Torre 1 del recinto.

Betoret ha respondido en un comunicado a las críticas del portavoz adjunto del grupo parlamentario PSPV en las Corts, Rafael Rubio, quien ha apuntado que su partido no entiende "las salvas que tira el PP" después de tardar 12 años en construir la Ciudad Administrativa 9 d'Octubre, y a la que han empezado a trasladarse los primeros funcionarios.

Al respecto, el 'popular' ha señalado: "aunque ya no se atreve a criticar el concepto del complejo, como han hecho hasta ahora, y tras reconocer que le parece positivo, busca, sin conseguirlo, la forma de dinamitar el éxito de esta espectacular obra por los plazos de ejecución, la estética o cualquier otra cuestión".

"Los socialistas son incapaces de reconocer abiertamente el éxito

de este proyecto, que ha puesto en valor y ha recuperado un patrimonio

arquitectónico de todos los valencianos, dándole, además, un uso

público, de forma que cualquier ciudadano podrá admirar y disfrutar de

esta intervención", ha explicado el portavoz adjunto. "Ahora se

demuestra que todas aquellas insidias del PSPV no tenían ningún

fundamento, e incluso ellos mismos califican la intervención como

positiva", ha señalado.

Betoret ha alabado, además, la "importante" reducción en el gasto

público que supondrá la agrupación de seis consellerias en un solo

espacio físico, así como las "facilidades" que para los ciudadanos

supondrá esa concentración de servicios públicos administrativos a la

hora de realizar gestiones con la Generalitat.

AHORRO

"Hasta 14 millones está previsto que se ahorren todos los años con el nuevo complejo administrativo, ya que se dejarán de pagar multitud de alquiles, se han puesto a la venta inmuebles y se ha apostado por la eficiencia energética en el nuevo complejo, para un mayor y mejor control del consumo energético", ha añadido el portavoz adjunto.

Estos ahorros, ha añadido, "permitirán amortizar las obras en menos de ocho años, sin contar con el incalculable valor que supone la recuperación de un patrimonio arquitectónico irremplazable". A finales de 2013 se habrán trasladado al complejo administrativo

9 d'Octubre un total de 4.500 empleados públicos de la Generalitat, ha asegurado.

Consulta aquí más noticias de Valencia.