Vecinos y comerciantes del barrio granadino de la plaza de Toros-Doctores de Granada han iniciado una campaña de recogida de donativos para alquilar un piso a la familia del Puerto de Santa María (Cádiz) que lleva tres semanas viviendo en una camioneta a la espera de que su hija sea operada de cáncer en el Hospital General de Granada, ya que la falta de recursos les impide alquilar una vivienda o una habitación de hotel.

Los padres de la joven, de 28 años y con cuatro hijos, han decidido acudir a un hospital granadino porque ha sido el único sitio, según han narrado, donde han aceptado operarla, tras el rechazo recibido por facultativos de Cádiz y Sevilla debido al estado de gravedad que presenta y la complejidad que entraña la intervención. El cáncer se le ha extendido al hígado, al riñón y a la vena cava, que debe ser reconstruida para que le llegue riego sanguíneo al corazón.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de la Asociación de Comerciantes de la Plaza de Toros-Doctores, Santos Gómez, ha explicado que este organismo está colaborando mediante la apertura de una línea de crédito en un supermercado situado en la calle Doctor Pareja Yébenes, que la familia tiene aparcada la furgoneta, para que adquieran comida.

Además, comerciantes y vecinos han iniciado una campaña de recogida de fondos para ayudar a esta familia a alquilar un piso cerca del hospital donde se encuentra su hija, una iniciativa que ha recibido este martes las primeras aportaciones de algunos ciudadanos.

El dinero está siendo entregado en el establecimiento 'Decoración El Zoco, Artículos de Regalos', situada también en calle Doctor Pareja Yébenes, y cuya dueña se ha volcado con esta causa al haber vivido de cerca el "drama" de esta familia.

Las mismas fuentes han explicado que un promotor ha ofrecido una casa a la familia a través de terceras personas, aunque aún no está confirmado si finalmente podrán hacer uso de ella.

FRÍO

Esta familia, los padres de la enferma, su marido y sus dos tíos, están "hechos polvo" tras llevar 22 días durmiendo sin calefacción, sin poder asearse ni lavar la ropa a diario, necesidades que satisfacen "medianamente" cuando van a visitar a su hija a la habitación del hospital.

Aunque han solicitado ayuda a la Administración, se la han denegado y los recursos con los que cuentan "a estas alturas" son muy pocos.

Está previsto que la joven fuera operada este pasado lunes, pero un problema con la transfusiones de sangre que se le deben suministrar lo ha impedido, por lo que se prevé que se posponga hasta la semana que viene.

La familia ha solicitado ayuda a la sociedad granadina para que les faciliten un piso cerca del hospital en el que poder alojarse hasta que la salud de su nieta mejore y puedan regresar a su hogar.

Consulta aquí más noticias de Granada.