Unión, Progreso y Democracia (UPyD), que ejerce la acusación popular en la causa en la que se investiga la fusión y salida a Bolsa de Bankia, cree que los expresidentes de Madrid y la Comunitat Valenciana Esperanza Aguirre y Francisco Camps, "entre otros", también tendrían que "responder" por la crisis de la entidad por "autorizar" la integración de Caja Madrid y Bancaja.

"No descartamos nada, lo único que descartamos es tirar la toalla", ha señalado la líder de la formación, Rosa Díez, en una rueda de prensa en la que UPyD ha sostenido que las declaraciones judiciales que se están produciendo en la Audiencia Nacional confirman la "politización y falta de profesionalidad" de las cajas de ahorros, la "injerencia" del ministro de Economía, Luis de Guindos en la crisis de Bankia, y la "inacción absoluta" del Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El abogado de la formación, Andrés Herzog, ha defendido la implicación de varios Gobiernos autonómicos en la crisis de Bankia, al considerar que tuvieron "un papel destacado" en el proceso de fusión y salida a Bolsa, que finalizó en mayo de 2012 con la salida del expresidente de Bankia Rodrigo Rato, la reformulación de las cuentas del grupo y la inyección de ayudas públicas por valor de casi 24.000 millones de euros.

"No descartamos, efectivamente, no sólo pedir responsabilidades a las comunidades autónomas sino que se puedan iniciar investigaciones respecto a las cajas. Aquí no puede quedar ninguna impunidad y nadie duda de que el problema de Bankia no nació en el momento de la integración, ese problema venía de atrás y hay otros gestores que tienen que responder", ha señalado.

De igual modo, la formación magenta no descarta pedir la declaración en la Audiencia Nacional como testigos de la exvicepresidenta económica del Gobierno socialista Elena Salgado o del exsecretario de Estado de Economía José Manuel Campa. No obstante, Herzog cree que estas diligencias no constituyen "una prioridad" porque es necesario que antes comparezcan ante el juez los inspectores del Banco de España y otros directivos de la entidad.

"alguien tiene que asumir responsabilidades"

Herzog también se ha mostrado muy sorprendido de que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), dependiente del Banco de España, esté personado en la causa como "simple interesado" cuando, a su entender, es "el principal perjudicado" por los fondos públicos que tuvo que inyectar en la entidad.

"Alguien tiene que asumir la responsabilidad y pagar por lo que se hizo y por lo que no se hizo", ha señalado Díez antes de apuntar que el rescate de Bankia fue "un enorme fraude" y "un engaño masivo" a sus accionistas y a los titulares de participaciones preferentes. "Esto no puede quedar en que son cosas de políticos y en el 'y tú más'", ha añadido.

En la causa que se instruye en la Audiencia Nacional, que comenzó con la presentación de una querella por parte de UPyD, están imputados los 33 exconsejeros de la entidad, entre ellos el exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato, así como Bankia y su matriz, el Banco Financiero y de Ahorros (BFA), en calidad de personas jurídicas.

Investigación sobre banca cívica

Además, la formación presentó ante la Fiscalía de Navarra una denuncia que ha llegado a la Audiencia Nacional contra los 15 miembros del último Consejo de Administración de Banca Cívica, entidad conformada por Caja Navarra, Caja Burgos, Caja Canarias y Cajasol.

Herzog ha explicado que la fusión, que provocó que el patrimonio de la entidad se viera reducido de 5.000 a 2.800 millones de euros. Actualmente su propietario es CaixaBank, a la que UPyD considera responsable civil subsidiario en la denuncia que instruye el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, que preguntó la semana pasada a la Fiscalía si debe asumir esta investigación.

Consulta aquí más noticias de Valencia.