La vicesecretaria de Organización del PP-A, Ana María Corredera, ha anunciado este martes que su Grupo Parlamentario ha registrado una solicitud en la Cámara autonómica para que el consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Antonio Ávila, informe de la "alta tasa de paro" en la comunidad así como del "desvío y mal uso de los fondos públicos" en ese departamento y de que también pedirá la "fiscalización" del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) durante los diez últimos años y la "evaluación trimestral" por parte del Consejo de Gobierno de los programas destinados a la creación de empleo en la región.

Según ha explicado Corredera en rueda de prensa, es "más que necesario un mayor control" de todo lo relacionado con el empleo en Andalucía no solo porque el "principal problema" para la comunidad es el desempleo sino porque, además, "cada vez que se rasca un poquito" en este asunto "sale a flote algo que huele a chamusquina" y que pone "en cuestión la credibilidad y fiabilidad" de la Junta en esta materia.

Como ejemplo, la 'popular' ha enseñado a los medios de comunicación un informe de la Cámara de Cuentas con fecha de 14 de febrero de 2013 sobre la fiscalización de las subvenciones otorgadas por la Junta entre 2008 y 2009 a los Consorcios de Escuelas de Formación para el Empleo. Corredera ha leído las principales conclusiones de este documento, donde se señala "una falta de concreción e insuficiencia reguladora" en la tramitación y gestión de las subvenciones de este periodo".

También apunta este informe de la Cámara de Cuentas que, "en el procedimiento empleado por el SAE, se incumplen todas las condiciones y requisitos que contiene la fase de instrucción, prevista en el capítulo IV de la Orden reguladora, ya que, entre otras incidencias detectadas, no constan actas de revisión que evidencien que se han comprobado que las solicitudes y la documentación complementaria aportada cumplen los requisitos exigidos". "Asimismo, no se procede a la valoración técnica, de acuerdo a unos criterios establecidos, de las solicitudes y proyectos presentados, ni se tiene en cuenta el cálculo del coste de los proyectos solicitados ni el número de proyectos a financiar, en la determinación de la cuantía a otorgar", añade dicho documento.

Por ello, y porque también la Cámara de Cuentas ha detectado otras "incidencias relevantes que evidencia que el control interno no garantiza una adecuada gestión de las ayudas" así como la ausencia de un "procedimiento normalizado ni adecuado para el seguimiento y medición del nivel de inserción laboral de los alumnos de cada proyecto formativo", el Grupo Popular va a exigir "explicaciones" a Ávila en el Parlamento, que la Cámara de Cuentas fiscalice los diez últimos años del SAE y que el Consejo de Gobierno haga una evaluación trimestral de las políticas de empleo y programas puestos en marcha por la Junta, algo a lo que espera que "esta vez no se opongan" PSOE-A e IULV-CA.

Sobre todo, según ha justificado Corredera, porque el PP-A está "cada día más convencido de que la Consejería de Empleo ha funcionado como un monumento a la incompetencia y a la fullería" y porque, ante estos "argumentos demoledores" de la Cámara de Cuentas, la Junta debe dar "explicaciones" sobre "si se emplea bien o si se tira a la basura" los fondos destinados a la creación de empleo en la comunidad, que en los años 2008 y 2009 fiscalizados superaron los 43 millones de euros sin que "hayan dado resultado".

PP-A

Reitera su petición de la auditoría en empleo

La 'popular' cree que todo este "descontrol e inadecuada gestión y regulación de los fondos públicos justifica que el PP-A pida nuevamente una auditoría en la Consejería de Empleo en los últimos años", ya que, en su opinión, "existen más de mil razones", entre las que ha nombrado al "fondo de reptiles" y, en consecuencia, al caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) que se está investigando en el Juzgado de Instrucción número seis de Sevilla.

"El principal problema de Andalucía es la principal chapuza de este Gobierno. No hay por donde cogerlo, no hay nada que no que no huela a chamusquina. Si es que cada vez que se rasca un poquito en la superficie de las políticas de empleo sale una nueva irregularidad y todo esto pone en cuestión no solo la gestión de los fondos públicos y las políticas de empleo sino la credibilidad y la fiabilidad de la Junta", ha apostillado.

Cuestionada sobre su el PP-A también pedirá la reforma de la Ley de Hacienda Pública, Corredera ha dicho que "no es la primera vez" que su grupo hace esta solicitud y que, además, forma parte de su programa electoral.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.