La organización agrario ganadera ENBA ha solicitado que se lleven a cabo "controles" en el grado de cumplimiento del convenio Productos Lácteos Sostenibles ya que, de lo contrario, puede quedarse "en papel mojado".

En un comunicado, ENBA ha trasladado su "escepticismo" ante este acuerdo suscrito la pasada semana entre el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, y representantes de las industrias lácteas y las empresas de la distribución con el objetivo de mejorar la percepción del consumidor de los productos lácteos.

El convenio alcanzado entre ministerio, industrias y distribución contempla que toda la leche se compre bajo contrato, que las industrias identifiquen la procedencia estatal de la leche que envasan y en el caso de la distribución, estas empresas se comprometen a evitar acciones que afecten a la sostenibilidad de la cadena de valor.

ENBA ha valorado "positivamente" la literalidad del acuerdo aunque, a su juicio, en algunos puntos se reduce a "meras generalidades que crean una gran expectativa y no van a provocar más que una honda frustración".

Además, ha lamentado que el convenio "adolece de un estricto control del grado de cumplimiento de la actuación tanto de industrias como de la distribución regulando, en el caso de las últimas, cuáles son los umbrales de precios que garantizan tanto la sostenibilidad de la cadena láctea", así como aquellas acciones de promoción que "banalicen el producto ante el consumidor".

A juicio de ENBA, el convenio "puede ser bien intencionado pero se queda a medio camino y puede quedarse en papel mojado si no hay un seguimiento", para lo cual ha considerado necesaria la presencia de las organizaciones agrarias en el mismo.

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.