El Ayuntamiento de Alcalá de los Gazules (Cádiz) ha informado de que el empresario gallego Manuel Alejandro Dávila Ouviña, el principal imputado por el caso Bahía Competitiva, ha reclamado los 400.000 euros que invirtió en 2010 para el desarrollo del polígono industrial de La Palmosilla, alegando para ello que "no ha desarrollado la urbanización y que renuncia a seguir adelante con el proyecto".

Así lo ha explicado a Europa Press Juan Carlos Fernández (IU), el primer teniente de alcalde de Alcalá, municipio gobernado en coalición por PP-IU. Según relata, como avanza este martes Diario de Cádiz, el empresario gallego hizo en 2010 dos entregas a cuenta de 200.000 euros cada una para una serie de licencias de obra y de urbanización que iba a hacer en La Palmosilla, un polígono industrial "que no está desarrollado y que es de su propiedad".

Sin embargo, se "paralizó todo" cuando en 2011 se descubrió el supuesto fraude en las subvenciones del Ministerio de Industria destinadas a la creación de empleo en el marco del Plan Bahía Competitiva, a raíz precisamente de los defectos detectados en los proyectos empresariales pertenecientes a un grupo de empresas que tenían como titular a Dávila Ouviña, que se encuentra imputado por esta causa.

Explica Fernández que el Ayuntamiento no sabe "qué derecho tiene" el empresario, que recuerda que está siendo investigado por la justicia, a reclamar ese dinero, asegurando que "no se hará nada" desde el Consistorio hasta que el juzgado aclare "si hay que devolverle, cuánto y de qué forma".

En el gobierno alcalaíno barajan la posibilidad de que esos 400.000 euros sean "parte del dinero que no aparece o que hay que justificar ahora". Explican, además, que la Administración tuvo que gastar parte del dinero en estudio y tramitación de proyectos.

Por otro lado, el primer teniente de alcalde ha expuesto que el hecho de que Dávila Ouviña sea propietario de los terrenos de La Palmosilla hace que el Ayuntamiento esté "atado de pies y de manos", ya que supone que "no tengamos suelo industrial que ofrecer a nadie".

Califica este hecho como un "problemón", máxime cuando La Palmosilla está situada "junto a una autovía y reúne muchos requisitos para que sea un suelo atractivo". Sin embargo, debido a esta situación, no podría ofrecerse a ningún proyecto empresarial interesado en la zona, que acabarían instalándose en otros polígonos de otras poblaciones cercanas en detrimento de Alcalá.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.