Tráfico
Imagen de archivo de los vehículos por la salida A-6 de Madrid. Juan Carlos Hidalgo / EFE

El alquiler de un vehículo para un fin de semana en España cuesta, de media, entre 46 y 202 euros, según un estudio realizado por Alquilerdecoches-online.es un comparador online de precios de vehículos de alquiler.

El estudio, desarrollado entre decenas de proveedores de toda España y en 50 provincias, concluye que la ciudad más barata para alquilar un coche para el fin de semana es Palma de Mallorca, donde se puede alquilar un vehículo de dos plazas por menos de 20 euros.

Esa cifra es muy inferior a los 56 euros de media del año pasado. Además, Palma de Mallorca sustituye a Ibiza como la ciudad más barata por alquilar un vehículo durante un fin de semana, de acuerdo con alquilerdecoches-online.es

Respecto a las ciudades más caras, éstas son Cuenca y Córdoba. En la primera no se puede alquilar un vehículo de dos plazas por menos de 65,3 euros, mientras que en Córdoba el coche más barato cuesta 64,2 euros. Estas cifras, pese a estar muy por encima del precio de Palma de Mallorca, son inferiores a los casi 95 euros de media que se registraron en el año 2011.

Coches de lujo

En lo que respecta a la categoría más cara, la de coches de lujo, la media española está en los 202 euros, siendo la ciudad más barata en esta categoría Murcia, donde un coche de lujo se puede alquilar para dos días por poco más de 110 euros. En el extremo opuesto, Ibiza, donde un coche de este tipo cuesta no menos de 600 euros.

En las restantes categorías (coches económicos, compactos, intermedios y grandes) Palma de Mallorca es con claridad la ciudad más barata, acompañada de otras como Girona, Alicante o Gijón. Entre las más caras en esas categorías podemos señalar a Soria, a Las Palmas de Gran Canaria y a Zamora.

La media española en esas categorías es de 49,26 euros en los coches económicos, 62,9 euros en los compactos, más de 75 euros en los intermedios y 143,7 en los grandes. Las empresas recomiendan a los usuarios tomarse un tiempo en comparar precios antes de alquilar.