El Museo Diocesano de Zamora, ubicado en la iglesia de Santo Tomé, ha inaugurado este martes su segunda exposición temporada con motivo del 'Año de la Fe' en la que se han expuesto ocho lienzos que pertenecen al retablo mayor de la parroquia de Barcial del Barco.

Se trata de un conjunto pictórico que conforma un retablo de mediados del siglo XVI y se han expuesto ocho punturas al óleo que responden a diferentes capítulos de la vida de Cristo; Nacimiento, Presentación en el templo, Circuncisión, Epifanía, Jesús entre doctores, Llanto sobre Cristo Muerto, Resurrección e Imposición de la casulla a San Ildefonso.

El conjunto de las obras fue restaurado entre 2005 y 2010 por una empresa zamorana, a cargo de la Junta de Castilla y León, y han permanecido custodiadas por el Obispado de Zamora, aunque con vista a ser colocadas de nuevo en su lugar de origen, una vez concluya esta exposición temporal.

El encargado de esta presentación, el director del Museo Diocesano, José Ángel Rivera de las Heras, ha explicado que las calidades de las obras y como por sus características se piensa que pertenecen a dos autores o talleres diferentes.

Por un lado, un grupo de los lienzos se asocia a un pintor de ascendencia leonesa con composiciones más oscuras, figuras alargadas y estilizadas, además de que los personajes que aparecen reflejados muestras "gestos más exagerados, facciones duras y nariz más afilada".

No obstante, hay tablas más cercanas a un pintor más vanguardista, cercano a artistas de los talleres de Zamora, con un colorido más luminoso y con rostros más caracterizados y vestimentas más ricas.

La exposición podrá visitarse durante los próximos meses en Santo Tomé con horario de mañana y tarde de lunes a viernes y en la matinal de los sábados.

Consulta aquí más noticias de Zamora.