El obispo de Bilbao, Mario Iceta, ha afirmado que, "cuando uno pide perdón, lo hace por todo el daño causado", y no puede haber "disecciones". Además, ha considerado que todo acto de violencia o terrorismo "es siempre reprobable" y requiere "arrepentimiento y acompañamiento" a las personas que "han sufrido injustamente esos daños".

En una entrevista concedida a ETB, recogida por Europa Press, el obispo de la capital vizcaína se ha referido, de esta forma, al comunicado de ETA leído por Garikoitz Aspiazu, 'Txeroki' este pasado lunes durante un juicio en París, en el que lamentaba el daño causado a las víctimas que no tenían que ver con "el conflicto".

Para Iceta, el mal causado "siempre debe ser reparado" y, además, requiere también "esa altura moral de saber pedir perdón por el daño causado". "Aquí no caben disecciones", ha indicado, para añadir que "no podemos hablar de males que se han infringido justamente y otros injustamente". A su juicio, todo acto de violencia o terrorismo "es siempre reprobable".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.