Chávez en Venezuela
Seguidores del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, apoyan al líder con banderas frente al Hospital Militar en Caracas (Venezuela). EFE/David Fernández

Seguidores del presidente venezolano, Hugo Chávez, periodistas y fuerzas de seguridad se han adueñado este lunes de los alrededores del Hospital Militar de Caracas, donde desde esta madrugada está internado el jefe de Estado, tras regresar de Cuba. Su vuelta a Venezuela fue anunciada a través de la cuenta personal en Twitter del líder bolivariano.

Grupos de simpatizantes chavistas y periodistas de medios nacionales e internacionales se concentran desde primera hora del día frente al Hospital Dr.Carlos Arvelo, al que se accede normalmente, pero con controles policiales en su interior y en los alrededores.

Los seguidores coreaban: "¡Chávez descansa, que el pueblo te respalda!"El paso por los pasillos del hospital al que ha regresado Chávez, un año y medio después de recibir allí tratamiento de quimioterapia, es libre aunque algunas zonas y accesos a corredores y ascensores en el edificio central están controlados por miembros de la Guardia de Honor presidencial. También en el aparcamiento y en los accesos hay efectivos de la Policía Nacional Bolivariana en labores de vigilancia.

En las inmediaciones del centro grupos de seguidores de Chávez cantan y celebran la llegada del presidente, quien regresó esta madrugada al país más de dos meses después de la operación que se le practicó en Cuba, la cuarta del cáncer que padece desde hace más de año y medio. Desde entonces sólo se ha sabido que el cáncer está localizado en la zona pélvica pero no su tipología ni ubicación exacta.

La oposición pide "transparencia"

Mientras, la oposición le dio la bienvenida, pero exigió mayor "transparencia" sobre su enfermedad.

"La transparencia es lo que le conviene a Venezuela", destacó en un comunicado la alianza opositora, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), al exigir al Gobierno que "diga la verdad a los venezolanos y se proceda según la Constitución".

En el comunicado, la MUD calificó de "espectáculo" la forma en que el Gobierno gestionó el retorno del presidente, con distintas concentraciones callejeras, y acusó al vicepresidente, Nicolás Maduro, de mentir por insistir que Chávez está "en ejercicio de sus funciones".

Capriles: Ojalá que su retorno genere cordura en su Gobierno

La oposición exigió asimismo al Gobierno "que se dedique a hacer su trabajo y se atreva a dialogar con el país para enfrentar los graves problemas que afectan a los venezolanos, y las consecuencias del paquetazo de medidas económicas que ha adoptado", en alusión a la devaluación del 32 % del bolívar la semana pasada.

Entretanto, el líder opositor, Henrique Capriles, dio la bienvenida al presidente e hizo votos para que su retorno sea "definitivo" y paralice de forma "inmediata" el "paquetazo rojo", en alusión a la devaluación aprobada la semana pasada por el Gobierno.

"Bienvenido sea a Venezuela, ojalá que su retorno genere cordura en su Gob", dijo Capriles a través de la red social Twitter sobre el Ejecutivo, que encabeza Maduro desde que Chávez fue operado el pasado 11 de diciembre en La Habana.

"Un paciente más"

El vicepresidente de Venezuela, Nicolás Maduro, que visitó en la tarde de este lunes al gobernante, dijo que está como un paciente más en el Hospital Militar de Caracas.

"Aquí está como un paciente, como un hombre del pueblo más", indicó Maduro durante un Consejo de Ministros retransmitido por el canal estatal de televisión.

Maduro ha pedido también a los seguidores del presidente que no se alterara la tranquilidad de la zona y que esperaran a organizarse para expresar su solidaridad y simpatía a Chávez. "Vamos a organizarlos para que las expresiones de solidaridad y espiritualidad puedan darse con tranquilidad sin perturbar la vida, la tranquilidad de este centro de servicios de salud que atiende a centenares de venezolanos", manifestó en declaraciones al canal estatal VTV.

Aquí está como un paciente, como un hombre del pueblo más

"Él nos ha pedido que no se perturbe la vida de los pacientes, familiares, trabajadores, médicos y médicas del Hospital Militar", agregó.

El hombre que encabeza el Gobierno desde que Chávez fue operado el 11 de diciembre en La Habana destacó la movilización de los seguidores del presidente en las inmediaciones del nosocomio donde "el pueblo está rezando" y cantando.

Chávez, de cuya llegada no se han facilitado imágenes, debe respirar a través de una cánula traqueal y recibe una "tratamiento enérgico para la enfermedad de base, que no está exento de complicaciones", según indicó el Gobierno el pasado viernes.

El presidente venezolano, que se sometió el pasado 11 de diciembre en La Habana a esta cuarta operación, llegó inesperadamente alrededor de las 2:30, hora local (8:00h en España). Chávez, de 58 años y desde 1999 en el poder, ha tenido que superar un largo postoperatorio en el que hubo complicaciones como consecuencia de una hemorragia y una infección pulmonar que le causó una insuficiencia respiratoria, lo que llevó a los médicos a practicarle una traqueotomía.

Tras 68 días sin haber sido visto u oído al gobernante, el Gobierno venezolano difundió el pasado viernes sus primeras fotos en las que se le ve junto a dos de sus hijas recostado en una cama y sonriente,