Tristán Ulloa
El actor español, Tristán Ulloa, en una imagen de archivo. ARCHIVO

El actor Tristán Ulloa ha rechazado participar en la gala de los Goya de este domingo por “disconformidad de las directrices” después de conocer que el presidente de la Academia, Enrique González Macho, considera que la actitud reivindicativa “es un perjuicio” para el cine.

Para mí es un conflicto moral/personal

"Bajo ningún concepto se les sugerirá lo que tienen que decir o no pero se les pedirá que no se olviden de que esto es una gala, no un sitio para reivindicaciones", añadía el presidente esta semana. Ante esta declaración, el actor se ha visto entre la espada y la pared. “No puedo participar como si no pasase nada, pero tampoco debo joderle su noche a nadie. Para mí es un conflicto moral/personal”.

Esta semana el Gobierno pedía que la gala de este año fuera la del cine. La vicepresidenta, Soraya Saenz de Santamaría, aseguró que el cine "es lo suficientemente importante desde el punto de vista de la cultura, de la industria, de los aficionados, para que se convierta en algo secundario". A su juicio, no se podía convertir en "el día de otros", por lo que instó a reivindicarse en otros foros.

Tristán Ulloa también fue crítico con estas palabras. “Dice que esta noche lo más importante es el cine español. Todos sabemos lo importante que hemos sido siempre para nuestro Gobierno”. "Vivienda y trabajo dignos, educación y sanidad públicas y gratuitas, justicia igual para todos...Viva el cine, y la vida", concluye.

En el recuerdo del sindicato de actores está presente la gala de los premios de cine de 2003 que sirvió para decir "no a la guerra" en Irak. La Unión de Actores tiene clara su  idea: "¿Qué harían los maestros si dispusieran de dos horas en directo an La 1 de Televisión Española en horario de máxima audiencia? ¿Qué harían los trabajadores de la Sanidad Pública? ¿Qué harían las personas en paro?", concluye.