La trama de espionaje informó sobre Montilla, Puig, Almunia y Carod, según la prensa catalana

  • Recogen que dirigentes de CDC encargaron a Método-3 un dossier sobre Puig.
  • También habrían sido investigados el presidente de Madrid, Ignacio González, y el expresidente manchego, José María Barreda, entre otros.
  • Almunia ha exigido responsabilidades hasta el final y que lo paguen quienes hayan cometido estas "tropelías impropias de una democracia".
  • Las claves del escándalo del espionaje en la política catalana.
Felip Puig, durante una rueda de prensa.
Felip Puig, durante una rueda de prensa.
EFE

La trama de espionaje político y empresarial destapada en Cataluña, cuyo epicentro parece estar en la agencia de detectives Método-3, hizo informes sobre políticos como José Montilla, Felip Puig, Joana Ortega, Josep Lluis Carod-Rovira o Joaquín Almunia, y sobre empresarios como Gerardo Díaz-Ferrán.

Según publican este sábado los diarios La Vanguardia y El Periódico de Catalunya, entre las personas investigadas por esta trama también figuran el presidente de Madrid, Ignacio González, el exconseller Joaquim Llena, el expresidente de la Junta de Castilla-La Mancha, José María Barreda, el alcalde de Lleida, Angel Ros, el diputado Xavier Sabaté o la expresidenta de Baleares, María Antonia Munar.

Según El Periódico de Catalunya, dirigentes de CDC encargaron a Método-3 en 2009 un dossier sobre el exconseller de Interior y actual conseller de Empresa y Empleo, Felip Puig.

Por su parte, La Vanguardia informa de que la Policía está investigando la elaboración de más de 200 dossiers con referencias, seguimientos, escuchas e informes patrimoniales, de amistades y cuestiones personales de políticos de todos los partidos y de varios empresarios.

Un exempleado de la agencia de detectives Método-3 podría ser, según estas informaciones periodísticas, quien ha hecho pública la existencia de estos informes.

Entre los empresarios presuntamente investigados figuran el expresidente de la CEOE, Gerardo Díaz-Ferrán, o el principal implicado en el caso Gurtel, Francisco Correa.

También existen presuntamente informes sobre Tita Cervera o el exmarido por poderes de Gina Llollobrígida, el catalán Javier Rigau.

La investigación a Felip Puig

El Periódico de Catalunya publica que la agencia Método-3 investigó a Felip Puig por orden de su propio partido y que lo hizo a instancias del ex director de los Mossos d'Esquadra, ex director de seguridad del FC Barcelona, ex dirigente de la patronal de seguridad privada y ex concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Sant Cugat, Xavier Martorell, que actualmente es director general de Instituciones Penitenciarias de la Generalitat.

Según el diario, el propio Felip Puig leyó el informe que la agencia sobre su persona y cuyo encargo había sido presuntamente autorizado por Germà Gordó, actual conseller de Justicia y ex secretario del Govern de Artur Mas.

Fuentes oficiales de la Jefatura Superior de Policía de Cataluña únicamente han confirmado que se ha abierto una investigación en profundidad, sin confirmar ni desmentir ninguno de los detalles que aparecen en la prensa barcelonesa.

Almunia exige responsabilidades

El vicepresidente de la Comisión Europea, Joaquín Almunia, que podría haber sido víctima de la trama de espionaje político y empresarial destapada en Cataluña, ha exigido responsabilidades hasta el final y que lo paguen quienes hayan cometido estas "tropelías impropias de una democracia".

"Creo que hay que exigir responsabilidades hasta el final y quien haya cometido delitos de este tipo que los pague", ha subrayado, después de explicar que se ha enterado escuchando la radio al despertarse.

Según ha dicho, se ha sentido sorprendido por haber sido supuestamente espiado y ha señalado que no se imagina cuál ha sido el interés de esa gente, que "lo que hace es invadir la intimidad, la privacidad y cometer todo tipo de tropelías impropias de una democracia".

Método 3 no aclara nada

El director general de Método-3, Francisco Marco, declaró voluntariamente el viernes ante agentes de la Policía Nacional, aunque no ha aclarado si existieron encargos de partidos catalanes para investigar a otros. Según han explicado fuentes conocedoras de la investigación, Marco se presentó por su propia cuenta ante la Policía, acompañado de su abogado, y prestó declaración, aunque se desentendió de la supuesta trama de espionaje político generalizado en Cataluña.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento