Huelga de metro
Usuarios del metro, durante una de las jornadas de huelga. Antonio Navia

Metro de Madrid va a presentar una demanda judicial reclamando a los sindicatos de la empresa pública un importe de 4,7 millones de euros en concepto de daños y perjuicios por la huelga sin servicios mínimos que el personal llevó a cabo los días 29 y 30 de 2010.

Así lo ha confirmado un portavoz de la compañía después de darse a conocer la sentencia definitiva del Tribunal Supremo, un fallo contra el que no cabe recurso y que establece que los empleados vulneraron la normativa al negarse a realizar los servicios mínimos decretados por la Administración para esas dos jornadas.

El resultado fue un parón total de dos días en la red que provocó un caos circulatorio que afectó a 3,5 millones de viajeros y provocó pérdidas por ingresos directos de 5,7 millones.  Las centrales fundamentaron su decisión en que la Comunidad había fijado unos términos "ilegales" que vulneraban el derecho de huelga de parte de la plantilla.

Un juzgado de lo Social, el TSJM y el Supremo han fallado a favor de MetroEn su fallo, el Supremo ratifica y reconoce a Metro unas pérdidas económicas de 4.747.295 euros. Esta es la cantidad que la empresa pública, adscrita a la Consejería de Transportes, pedirá a los sindicatos CC OO, UGT, Solidaridad Obrera, Sindicato de Conductores, Sindicato Libre, Sindicato de Técnicos y Sindicato de Estaciones.

De donde lo saquen, explicó un miembro del Ejecutivo que preside Ignacio González, será "su problema", aunque la demanda aún debe ser admitida y tramitada por un juez.

Tres varapalos a los sindicatos

Con esta son ya tres las veces que la Justicia se ha pronunciado a favor de la declaración de ilegalidad de la huelga. En todas ha dado razón a Metro de Madrid.

La primera ocasión fue el 24 de enero de 2011, cuando el juzgado de lo Social número 16 de Madrid declaró ilegal la huelga. Los sindicatos presentaron un recurso de casación contra aquel fallo ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que fue desestimado en febrero de 2012, confirmando así la resolución anterior. Ahora, de nuevo, el Supremo falla a favor de Metro de Madrid con este tercer auto.

Consulta aquí más noticias de Madrid.