Una niña de cuatro años de edad de Caudete (Albacete) murió en la tarde del miércoles en un accidente al quedar aprisionada por la puerta corredera de un garaje.

Ni sus padres ni su hermana se percataron, en el momento, del suceso.

El accidente se produjo sobre las 17:15 horas y la niña no pudo ser reanimada por el personal sanitario que acudió a atenderla, falleciendo en el interior de la UVI móvil que se desplazó desde Almansa sobre las 18:45 horas.

El cuerpo de la niña será trasladado al Hospital Perpetuo Socorro de Albacete, donde se le practicará la autopsia.