Héctor Escalante: "Me decepciona que el corazón sea inútil"

  • Tiene 25 años y ha descreído de todo, de todos.
  • "Me decepciona que el corazón sea inútil en esta sociedad donde todos quieren ser superiores a los demás.
  • "Abrirte solamente vale para que los demás te utilicen".
Héctor Escalante. (Sergio Gonzalez)
Héctor Escalante. (Sergio Gonzalez)

Héctor Escalante (25 años, Cantabria) viste con ropa de camuflaje. Sabe que lo mejor es, cuando eres un sin techo, que te diluyas en el paisaje de la ciudad.

Me fui de casa a los 19 años y no voy a regresar jamás

Desde hace casi seis años Héctor vive en las calles, buscando la esporádica ayuda de la beneficencia y los servicios sociales. Su "desgracia total y absoluta" tiene fecha de inicio: "Me fui de casa a los 19 años y no voy a regresar jamás".

¿Por qué esa firmeza? "Mis padres se separaron cuando yo tenía 11 años. Mi hermana y yo nos quedamos a vivir con mi padre, un hombre violento, alcohólico y posesivo. Yo era el único que le plantaba cara. Llegó un momento en que tuve que poner tierra por medio y largarme".

Del pasado en Cantabria sólo le quedan "recuerdos malos": peleas, drogas duras. Ni siquiera la novieta de 16 años ("alumna de un colegio de monjas, pero una malcriada, que andaba todo el día de botellón con las amigas") le hará regresar. "No seré tan tonto como para salir de Madrid y meterme en aquella ratonera".

No tengo miedo de seguir en la calle, porque la gente, en general, no es mala

No tiene miedo de seguir en la calle, porque "la gente, en general, no es mala", pero lo que sí le espanta es "ver cómo está el país, tan corrupto y entregado, con tanta gente entrando de fuera, con tantas adicciones...".

Desde hace días le da vueltas en la cabeza a la idea de pedir el pasaporte y largarse, como hizo su tatarabuelo hace muchos años. "Soy descendiente de emigrantes. Tengo familia que no conozco en varios países, en Argentina, en Australia... Creo que éste es un buen momento para conocerla. Aquí en España me falta espacio para respirar".

Sin que nadie le pregunte, Héctor vuelve a enunciar las razones de su quemazón de solamente 25 años: "Estoy descaradamente decepcionado. No hay remedio, todo se reduce a intentar esclavizar, a robar, a hacernos daño unos a otros".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento