José Mota
José Mota (izda.) y El Gran Wyoming, dos de los protagonistas de la noche de los jueves.

No fue lo más visto de la jornada, pero tuvo un estreno notable: La noche de José Mota, el nuevo programa del humorista español que debutó el jueves en Telecinco, no logró desbancar a la serie Cuéntame cómo pasó, la cual reinó con un 18,4% de cuota de pantalla y fue seguida por 3.749.000 espectadores.

Sin embargo, el 17,4% de share conseguido —solo un punto por detrás de la opción de TVE—, los 3.627.000 televidentes y el hecho de protagonizar el minuto más visto de la jornada (fue a las 22.35 horas, cuando atrajo la atención de 4,428.000 personas),  demuestran el buen funcionamiento de los sketches y parodias del cómico manchego, cuyo principal reto en esta entrega era pasar de un formato de 42 minutos a otro de 60, según él mismo había confesado.

Por lo demás, el espacio recoge mucha de la filosofía de La hora de José Mota, que en la anterior temporada ofreció La 1.  También algunos de sus personajes, si bien desaparecen otros como el Tio de la vara o el Cansino histórico, y la Vieja'l visillo se convierte en una diva de los años 80 que despliega sus dotes como cantante.

En cuanto a sus rivales, la ficción de Antena 3 El Barco, que emitió su antepenúltimo episodio antes de su cierre definitivo, logró un modesto 11,6%.

Otra de las noticias del prime time (franja de máxima audiencia) fue la de los excelentes datos cosechados por el programa de humor y crítica política El Intermedio, de La Sexta. El espacio que conduce El Gran Wyoming marcó un 13,3% de share, lo que supone su máximo histórico, y reunió a 2.259.000 de espectadores, que pudieron escuchar los chascarrillos y pullas del presentador contra Ana Mato, Luis Bárcenas o Mariano Rajoy.