"Si la Justicia no nos devuelve el cuerpo de Marta no está ciega ni sorda, está muerta"

  • Los padres de la joven sevillana asesinada en 2009 valoran la sentencia del TS.
  • Creen que el Alto Tribunal ha cogido a Samuel como "cabeza de turco"
  • Piden que "diga la verdad porque la verdad no esta"
Los padres de Marta del Castillo, Antonio y Eva, en la cabecera de una manifestación de Sevilla para recordar a su hija.
Los padres de Marta del Castillo, Antonio y Eva, en la cabecera de una manifestación de Sevilla para recordar a su hija.
Juan Ferreras / EFE

Indignados y abatidos. Así están Antonio del castillo y Eva Casanueva, los padres de Marta del Castillo, que hoy han ofrecido una rueda de prensa a las puertas de su casa sevillana. Ante una gran expectación mediática han valorado la sentencia del Supremo, de 151 páginas, que aumenta un año y tres meses de cárcel la condena impuesta al asesino confeso, Miguel Carcaño, quién además tendrá que pagar los 616.000 euros que costó la búsqueda del cuerpo de su hija. Y ordena a la Audiencia Provincial de Sevilla que dicte una nueva sentencia contra Samuel Benítez, que fue absuelto de encubrir el crimen junto al hermano de Carcaño, Francisco Javier Delgado, y la novia de éste, María García Mendaro.

Los padres de la víctima han sido tajantes. “Si la Justicia no nos devuelve el cuerpo de Marta no está ciega ni sorda, está muerta", ha dicho la madre. Eva Casanueva ha asegurado que el Alto Tribunal ha cogido a Samuel como "cabeza de turco y chivo expiatorio" y le ha pedido que "que diga la verdad porque la verdad no está". La familia está dispuesta a llegar hasta a la última instancia. Ambos dijeros que aunque están cansados no les podrán "callar la boca" y que seguirán luchando.

María García Mendaro

Por su parte, José Antonio Salazar, abogado de María García Mendaro, dice que ocho jueces (3 de la Audiencia Provincial y 5 del Supremo) ratifican su inocencia.

María se enfrentó inicialmente a una pena de cinco años de cárcel como presunta conocedora de las maniobras realizadas en la madrugada del 25 de enero de 2009 en el piso de León XIII de Sevilla para deshacerse del cuerpo de la joven en un lugar desconocido.

Salazar dice, además, que “es hora de que mi cliente sea vista de manera diferente a como se le ha visto hasta ahora y reciba el tratamiento que merece su inocencia".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento