El Parlamento Europeo aprueba una propuesta para controlar el ruido de los vehículos en la UE

  • La exposición continua a niveles elevados de ruido causados por el tráfico puede perjudicar a la salud de los ciudadanos.
  • El límite para los coches estándar se reducirá de 74 a 68 decibelios.
  • También se incluirán normas para garantizar que los eléctricos e híbridos son audibles para los peatones.
Imagen de archivo de los vehículos por la salida A-6 de Madrid.
Imagen de archivo de los vehículos por la salida A-6 de Madrid.
Juan Carlos Hidalgo / EFE

El Parlamento Europeo (PE) ha avalado una propuesta de reglamento para imponer límites al ruido provocado por los vehículos a motor, así como, un conjunto de normas específicas para la fabricación de coches eléctricos e híbridos.

Los eurodiputados sometieron a votación la propuesta de reglamento que prevé, entre otras medidas, la creación de normas comunes a nivel europeo que garanticen que los coches eléctricos e híbridos sean audibles para los peatones.

En este sentido, han propuesto el desarrollo de "sistemas de alerta acústica de vehículos" (AVAS), con los que se pretende evitar que los motores de este tipo de vehículos, más silenciosos que los convencionales, supongan una amenaza real para la seguridad de los viandantes, algo que ya se ha planteado en otras partes del mundo como en EE.UU.

Esta iniciativa, propuesta por el eurodiputado conservador checo Miroslav Ouzký, fue aprobada por los eurodiputados por 401 votos a favor, 228 en contra y 20 abstenciones.

Por su parte, Ouzký, durante el debate previo a la votación, valoró positivamente las medidas, al tiempo que señaló que también deben ser revisados otros factores como la calidad del alquitrán, la aerodinámica o los neumáticos.

Etiquetado de ruido

Asimismo, los eurodiputados recalcaron que el ruido de vehículos se ve afectado por la superficie de la carretera, el ruido de los neumáticos y la aerodinámica, motivo por el que propusieron la creación de un sistema de "etiquetado de ruido".

El conjunto de medidas y limitaciones se aplicarán, en una primera fase, a los nuevos modelos de vehículos, y posteriormente a todos los vehículos nuevos que entren en servicio.

Por otro lado, el texto aprobado también contempla la posibilidad de introducir nuevos límites a los seis y ocho años a partir de la entrada en vigor del mismo.

El límite para los coches estándar se reducirá de 74 a 68 decibelios y a los vehículos más potentes sólo se les permitirá un margen de 2 o 6 decibelios extra, mientras que el de los camiones pesados, de más de 12 toneladas, se mantendrá en los 81 decibelios, según informó el PE en un comunicado.

La Eurocámara respaldó, de este modo, las recomendaciones de la Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA), que sostiene que la exposición continua a niveles elevados de ruido causado por el tráfico puede perjudicar a la salud de los ciudadanos.

En concreto, según la AEMA la mitad de la población urbana de la UE está expuesta a niveles de ruido superiores a 55 decibelios por el ruido de los vehículos, que puede derivar en enfermedades cardiovasculares, agotamiento físico, o incluso, perturbar el buen funcionamiento de los órganos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento