El expresidente del PP de Ourense y de la Diputación, José Luis Baltar, acusado de un presunto delito de prevaricación administrativa en la contratación de personal ha guardado silencio antes de su declaración en el juzgado de instrucción número uno de la ciudad, que ha estado precedida de incidentes.

Alcaldes, diputados provinciales y concejales populares en el Ayuntamiento de Ourense han improvisado un cordón policial para arropar a Baltar Pumar, que llegó diez minutos antes de las cinco de la tarde, y entre sus defensores y detractores ha habido insultos, improperios y empujones.

Baltar ha guardado silencio antes de su entrada en los juzgados A las puertas del Pazo de Xustiza se congregaron afectados por las participaciones preferentes y representantes de la plataforma Stop Nepotismo, ataviados con monos blancos, confeti y enchufes.

Baltar ha alegado que desconoce el procedimiento administrativo y que era "cosa de otros" la tramitación de los expedientes de contratación del personal, según ha explicado el abogado José Arcos, representante del PSOE.

Además de derivar la responsabilidad hacia los técnicos, durante la más de hora y media que se prolongó su declaración en sede judicial, Baltar ha reconocido que conocía a algunas personas cuyos contratos están en cuestión porque ya habían trabajado antes en la Diputación Provincial.


Consulta aquí más noticias de Ourense.