Ada Colau, portavoz de la PAH: "Me quedé corta al hablar de criminales; son mafiosos"

Ada Colau, portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH).
Ada Colau, portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH).
GUILLE BARBERÁ

Una invitación al Congreso no lleva implícita la obligación de complacer a sus señorías. Ada Colau, portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), intervino este martes en la Comisión de Economía. Fue un testimonio inclemente, con el drama de los desahucios de fondo, y muy crítico con el "cinismo" de las entidades financieras y "de parte" de la clase política.

Colau, activista y rostro visible de un movimiento que ha reunido un millón de firmas para que se debata en sede parlamentaria una ILP sobre la dación en pago, llamó "criminal" a un representante de la banca, que había intervenido justo antes que ella, y cargó contra la ley hipotecaria española por "ineficaz". No se disculpó.

¿Por qué cree que su intervención del martes causó tanta irritación?

Más que irritación, provocó una actitud defensiva [el presidente de la mesa de la comisión, del PP, amenazó con suspender la sesión y pidió que retirara sus palabras]. No en todos los presentes en la sala, pero sí en una parte de ellos. Hay grupos políticos, sobre todo los mayoritarios, que mantienen una actitud paternalista hacia la sociedad civil. Éstos fueron los que se irritaron y los que, por ende, quedaron en evidencia.

¿Por qué considera que la banca es "criminal"?

Es un hecho objetivo. Se les trata como expertos, como dije en mi intervención, pero en realidad se les debería tratar de modo muy diferente. Han creado una situación intolerable. En realidad, me quedé corta al hablar de criminales; son mafiosos.

¿Por qué cree que los bancos rechazan la dación en pago?

La banca es un negocio privado que quiere, como tal, incrementar sus beneficios y mantener sus privilegios. En este sentido, la ley hipotecaria española es anómala: les favorece de forma casi obscena. El Estado legisla a su favor, y la dación en pago es una cuestión que objetivamente dañaría los intereses de las entidades. Por eso quieren que nada cambie.

¿Qué recorrido espera que tenga la Iniciativa Legislativa que ustedes, como plataforma, han presentado?

Este próximo martes el Congreso decide si admite a trámite la ILP. Somos moderadamente optimistas. Hay indicios de que el PP votará en contra de su admisión, lo que nos parece un acto de arrogancia, pero el PSOE parece que se desmarcará y es posible que vote a favor de que sí se debata.

¿Qué le diría a aquellos ciudadanos que siguen pensando que los hipotecados tienen la culpa de todo?

Lo primero, que no todo el mundo tiene el mismo grado de responsabilidad. Los hipotecados aceptan que tengan que perder su piso, pero no que deban seguir pagando unos intereses por algo que no tienen. Los ciudadanos hipotecados aceptan su parte de responsabilidad; lo que es injustificable es que esto no tenga una contrapartida y se castigue a los verdaderos responsables, los bancos y las cajas de ahorros.

Ha estado cerca de ellos, ¿realmente viven alejados de la realidad nuestros representantes?

Gran parte sí, pero no todos. Los partidos mayoritarios, los que se turnan en el poder, muestran más desapego hacia los problemas reales de la sociedad civil. Las pequeñas formaciones, en cambio, revelan más empatía hacia las demandas ciudadanas. Tanto Izquierda Plural como el Grupo Mixto han entendido y apoyado nuestras propuestas.

¿Se atreve con un balance de los logros de la PAH en estos años? ¿Tienen nuevas acciones previstas?

No podemos ser triunfalistas, pero sí optimistas. Somos ya más de 100 plataformas en todo el país, y eso supone un motivo de orgullo. Lo que demuestra nuestra lucha es que la sociedad civil no está intimidada. La semana que viene, si la ILP no sale adelante, ampliaremos nuestras campañas de desobediencia civil. Será un punto de inflexión, comenzaremos a señalar a los responsables.

¿Qué quiere decir exactamente con 'señalar a los responsables'?

Instigar a los diputados que no se comprometan con los puntos señalados por la ILP.

¿Cómo vive personalmente la lucha diaria contra los desahucios?

Trabajo en un observatorio de derechos sociales, venía indignada de casa. Esta situación ha hecho que me indigne todavía más. Cada día que ves nuevas injusticias, te hierve la sangre. Conocí a mi pareja en las manifestaciones de V de Vivienda, en 2006. Ambos estamos en esto juntos. Nos hemos ido conociendo en el activismo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento