Imagen de una selva tropical (Archivo).
Imagen de una selva tropical (Archivo). Archivo

La deforestación del planeta se está deteniendo e incluso invirtiendo, según un estudio científico que vincula el producto interior bruto de los países con los procesos de recuperación de bosques: cuanto más rico es un país, más bosques recupera.

La 'transición forestal', punto en el que un país comienza a recuperar masa arbolada, estaría en marcha en países ricos, entre ellos España, según la investigación llevada a cabo por un equipo multinacional de científicos capitaneado por el profesor de Ciencias Ambientales de la Universidad de Helsinki (Finlandia), Pekka E. Kauppi.

Este fenómeno de la transición forestal, es decir, la recuperación de bosques, se estaría extendiendo cada vez a más países, según los autores.

Son bosques muy inestables, muy sensibles al fuego y más pobres en fauna

El informe, publicado hoy en la prestigiosa revista Proceedings of the American Academy of Science (PNAS), afirma no obstante que en países como Brasil e Indonesia, donde se hallan los bosques más grandes del planeta, el saldo es negativo y continúa la tala de árboles.

Objeciones de Greenpeace

El coordinador de la campaña de Bosques de la organización ecologísta Greenpeace , Miguel Ángel Soto, ha declarado a 20minutos.es que las zonas forestales que se están destruyendo en el mundo pertenecen a bosques primarios: maduros, más ricos en variedades vegetales y con grandes especies de fauna.

En cuanto a España, este experto señala que la masa forestal aumenta, pero en zonas abandonadas por la actividad agrícola donde crecen bosques secundarios, de especies colonizadoras con poco interés desde el punto de vista de la biodiversidad.

"Aumenta el matorral y no hay ganado que lo regule. Son bosques muy inestables, muy sensibles al fuego y más pobres en fauna", añade.

Por otro lado, Greenpeace señala que bosques primarios españoles están desapareciendo ante la presión urbanística.

No todos los bosques son iguales, y los más valiosos se están perdiendo

Soto subraya la importancia de distinguir entre calidad y cantidad de los bosques: "Lo que está pasando es como ir al Museo del Prado y sustituir cuadros de Goya por cuadros de aficionados. No todos los bosques son iguales, y los más valiosos se están perdiendo".

Biomasa y CO2

El estudio recoge mediciones no sólo de la masa arbolada mundial, sino también del CO2 que captan los árboles, de la biomasa que producen, etc. Los científicos llaman "identidad forestal" al conjunto de todos esos datos.

Vemos indicios para el fin de la deforestación; no hacemos predicciones, pero es posible

"Vemos indicios para el fin de la deforestación; no hacemos predicciones, pero es posible", ha declarado Kauppi a la BBC. Según este investigador, el uso de la "identidad forestal" como método ofrece una perspectiva más completa que las obtenidas hasta el momento: "Cuando atendemos a cambios tanto en las superficie arbolada como en la biomasa obtenemos una imagen más completa de los ecosistemas", añade Kauppi.

Los investigadores han aplicado estas mediciones a los datos recogidos por La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en su Evaluación de los recursos forestales mundiales (2005)

Los investigadores aseguran que de los 50 países con más masa forestal del mundo, 22 han visto incrementada su superficie arbolada en los últimos 15 años.

Más dinero = más bosques

Además, el estudio muestra que cuando el Producto Interior Bruto per cápita de un país llega a los 4.200 euros, dicho país llega a la fase de 'transición forestal', en la que comienza a aumentar su masa arbolada.

Kauppi asegura que ningún país elimina intencionadamente con sus bosques, sino que los pueblos, a lo largo de la historia, lo han hecho"por necesidad".