Monedas de dos euros
Monedas de dos euros. ARCHIVO

El gasto del Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) en prestaciones se situó en 1.530,1 millones de euros en 2012, lo que supone un 2% más que en 2011, según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

De esta forma, el Fogasa, organismo público encargado del pago de salarios e indemnizaciones a los trabajadores de empresas en concurso o insolventes, consumió en 2012 un 22,4% más de lo presupuestado inicialmente para el conjunto del año (unos 1.250 millones de euros).

Inyección de 300 millones de euros

No obstante, el Consejo de Ministros aprobó el pasado 19 de octubre un suplemento de crédito en el presupuesto del Fogasa por importe de 300 millones de euros, financiados con cargo al remanente de tesorería del propio organismo, destinado a atender el pago de prestaciones. Con dicho suplemento se ha logrado cubrir todo el gasto realizado por el Fogasa en 2012.

Un total de 254.931 trabajadores recibieron dinero del Fogasa en 2012, un 1,1% más que el año anterior Del gasto total efectuado el año pasado por el organismo, 501,9 millones de euros correspondieron al pago de salarios, un 3,4% menos que en 2011, mientras que 1.028,1 millones de euros se dedicaron al abono de indemnizaciones, un 4,86% más.

El Fogasa abonó el año pasado 568 millones de euros, un 6,6% menos, en prestaciones derivadas de ejecuciones laborales, en las que se incluyen los salarios e indemnizaciones pendientes de pago motivados por la declaración de insolvencia provisional o definitiva de las empresas.

Por su parte, el organismo dedicó algo más de 642 millones, un 7,3% más que en 2011, a prestaciones derivadas de procedimientos concursales —salarios e indemnizaciones fruto de la suspensión de pagos, quiebra y concurso de empresas, así como procedimientos transnacionales—.

Asimismo, destinó 320 millones de euros, un 9,1% más, a pagar las indemnizaciones que son de su responsabilidad directa y para las que no se requiere la declaración de insolvencia o concurso de la empresa.

De acuerdo con los datos del Ministerio de Empleo, un total de 254.931 trabajadores recibieron prestaciones por parte del Fogasa en 2012, un 1,1% más que en 2011, cuando los beneficiarios ascendieron a 252.159.

Cataluña lideró el gasto del Fogasa

Cataluña fue la comunidad autónoma en la que mayores pagos se efectuaron en 2012, con 338,7 millones de euros, seguida de la Comunidad Valenciana (184,6 millones), Andalucía (175,4 millones), Madrid (149,1 millones) y País Vasco (124,9 millones).

A continuación se situaron Castilla y León (91 millones), Galicia (82 millones), Castilla-La Mancha (76,1 millones), Aragón (61,8 millones), Murcia (51,9 millones), Asturias (39,2 millones), Canarias (38,4 millones), Navarra (27,8 millones), Baleares (27,4 millones), Extremadura (22,4 millones), Cantabria (19,3 millones), y La Rioja (17,4 millones).