El virus de la gripe (Archivo).
El virus de la gripe (Archivo). Archivo

Ciertos polímeros (macromoléculas) insolubles en agua y con cargas positivas si son utilizados para recubrir superficies pueden matar en sólo cinco minutos, con un 100% de efectividad, virus como el de la gripe y bacterias en contacto con aquellos, según ha descubierto un grupo de científicos con presencia española.

El español Luis Álvarez de Cienfuegos, uno de los científicos involucrados en esta investigación, publicada en el último número de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), ha explicado que el equipo investigó si se podría prevenir la propagación de un virus cubriendo objetos comunes con compuestos que lo inactivaran al contactar con ellos.

El objetivo era obtener superficies sólidas como cristal o tejidos que protegieran contra la enfermedad
El objetivo era obtener superficies sólidas como cristal o tejidos que presentaran actividad bactericida, y concretamente virucida (que extermina virus) para hacer "frente al virus de la gripe", ha añadido Álvarez de Cienfuegos, quien es licenciado en Farmacia y Doctor en Química Orgánica por la Universidad de Granada.

Según recordó el investigador granadino, el virus de la gripe se propaga por vía área en gotículas que emite la persona infectada cuando estornuda y que contienen el virus que se deposita en objetos comunes, facilitando el contagio de otras personas al ponerse en contacto con ellos.

Por tanto, ha señalado el científico, la propagación del virus, en principio, se podría prevenir cubriendo esos objetos comunes con un compuesto que inactivara al virus al ponerse en contacto con éstos.

Así actúa la sustancia

Los investigadores que ciertos polímeros insolubles en agua y con cargas positivas (como N,N-dodecil,metil polietilenamina, PEI) al ser utilizados para recubrir superficies podían matar bacterias en contacto con ellas.

Según el científico, ese efecto se debe a la ruptura de la membrana lipídica que recubre la bacteria con la consiguiente lisis o rotura de la célula por parte de estas cadenas poliméricas.

Como el virus de la gripe también esta recubierto por una membrana lipídica "pensamos que estos mismos polímeros serían capaces de interaccionar con el virus inactivándolo", ha explicado Álvarez de Cienfuegos.

Acaban con el virus en cinco minutos
Se comprobó que las superficies recubiertas con esos compuestos a la vez que bactericidas son altamente virucidas, matando al virus de la gripe con un cien por cien de efectividad al cabo de cinco minutos.

Estos compuestos poliméricos se aplican a las superficies como se puede aplicar pintura, ha indicado, y "en nuestro caso concreto, hemos empleado cristal sobre el que hemos depositado el compuesto por medio de un bastoncillo de algodón mojado en una disolución del polímero en butanol, restregándolo sobre la superficie del cristal y dejando que el disolvente se evapore".

"Es importante que estos polímeros sean insolubles en agua o que no se desprendan en contacto con ésta, ya que así posibilitan que estas superficies puedan ser reutilizables, es decir, que tengan actividad bactericida y virucida indefinida, pudiendo ser empleados para recubrir exteriores", ha añadido.

Enlaces