La presidenta del Parlamento, Pilar Rojo, ha dado traslado a los grupos parlamentarios su propuesta sobre el régimen de visitas, y en la que incluye la necesidad de que los invitados firmen unas normas de comportamiento parlamentario si quieren entrar en el hemiciclo gallego para presenciar un pleno.

De no hacerlo, tal y como figura en el escrito que ha remitido la jefa del Legislativo, y al que ha tenido acceso Europa Press, los invitados podrán seguir el desarrollo de la sesión desde las instalaciones del grupo parlamentario por el que han tramitado el convite.

Además, señala que, en el caso de "alteración del orden", los servicios de seguridad "remitirán testimonio de los hechos a la Mesa, para su traslado a la autoridad judicial". Los grupos tienen de plazo hasta las 18.30 horas de este miércoles para hacer llegar su postura al respecto de este borrador de propuesta.

El documento, elaborado junto a los servicios jurídicos de la Cámara, también propone consecuencias para los grupos de los invitados que acaben llevando a cabo una protesta en las bancadas del Parlamento, pero sin especificar cómo se evaluará la gravedad de los hechos que se den en la tribuna del público.

Con todo, sí especifica este borrador de propuesta, con siete puntos, que los invitados "deberán abstenerse de portar pancartas, estandartes o emblemas de todo tipo que contengan mensajes que no respeten el comportamiento previsto" en Reglamento del Parlamento en su artículo 109, relativo a los invitados.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.