Calle de Sagunto, Valencia
Imagen de una serie de locales cerrados en la calle de Sagunto, en Valencia GOOGLE STREET VIEW

Un juzgado de Valencia ha ejecutado este martes el desahucio de una planta baja en la que el concejal popular del Ayuntamiento de Valencia Juan Vicente Jurado abría durante las Fallas una tienda de venta de petardos y del que, según el propietario, adeuda unos 18.000 euros por quince meses de alquiler.

El propietario lo denunció, pero no se presentó al juicio el mes pasado y este martes se ha procedido a ejecutar el desahucio Así lo ha explicado el propietario de este local, ubicado en la calle de Sagunto, Pablo Martínez Tenorio, cuyo hijo se ha personado hoy junto a un agente judicial, su abogado y un cerrajero para abrir la planta baja y ejecutar el desahucio.

Según ha relatado Martínez, Jurado tenía la intención de montar una cadena de pirotecnia en Valencia y, aunque tenía otros interesados en el local, se lo alquiló a él en diciembre de 2010 porque le pareció "una persona honesta" y le dio "confianza" el que le entregara una tarjeta de visita como concejal del Ayuntamiento.

Martínez ha indicado que en 2011 sólo le pagó hasta septiembre y además le dejó por pagar todo el año 2012. "Pagaba cuando podía. En dos años solo ha pagado nueve meses y me debía unos 18.000 euros", ha explicado para agregar que a eso se le añaden los gastos que le ha ocasionado el local y los impuestos que ha tenido que pagar. Por su parte, el concejal Juan Vicente Jurado todavía no se ha pronunciado al respecto.

"Me ha costado dinero alquilar la planta baja", ha afirmado, al tiempo que ha recordado que Jurado le llamó para decirle que le pagaría los tres meses del 2011 y pedirle que le dejara el local para las Fallas de este año, pero él no aceptó y reclamó la deuda entera.

Denuncia y desahucio

Ante los reiterados impagos, el propietario optó por denunciarlo pero no se presentaron al juicio el mes pasado y este martes se ha procedido a ejecutar el desahucio.

Al abrir el local han descubierto que estaba en un estado "lamentable" porque se han llevado "los tubos del cartel luminoso, las luces de dentro, una puerta y hasta accesorios de baño", según Martínez.

"Lo que ha hecho es una chiquillada", ha señalado el propietario, quien ha indicado que el agente judicial ha levantado acta de la situación en la que se encontraba el local y ha lamentado que Jurado le "engañara tantas veces".

Ha explicado que fue varias veces a la fábrica de Jurado y este le aseguró que sí que le interesaba seguir alquilando el local y que le iba a pagar, pero "nunca lo hizo", ha lamentado Martínez, quien ha asegurado que podrían haber llegado a un acuerdo pero al final ni le devolvía las llamadas.

Consulta aquí más noticias de Valencia.