Agentes del Cuerpo Nacional de Policía ha detenido a tres personas, acusadas de tres robos con intimidación, empleando un arma blanca, que se habían producido en un intervalo de 5 días, según una nota de prensa de la Comisaría gijonesa.

De acuerdo al relato policial, el primero de los sucesos tuvo lugar a las 7.30 horas del pasado día 29, cuando una mujer fue abordada en una calle del barrio de Roces por otra, quien amenazándola por la espalda, a la vez que le rodeaba el cuello con un brazo, la conminó a que le diese su bolso.

La víctima opuso resistencia con lo que la asaltante no dudo en utilizar un cuchillo para 'pincharle' repetidas veces en una mano hasta que finalmente se hizo con el bolso huyendo a la carrera del lugar.

Un día después, fue detenida por estos hechos una vecina de Carreño, M.J.G.A., de 45 años, a la que le constan antecedentes policiales por haber sido detenida en nueve ocasiones, y la cual había sido identificada como la autora de la sustracción de una cartera en un centro de salud. La mujer ingresó en prisión.

Asimismo, el segundo de los arrestos tuvo relación con dos robos con intimidación los pasados días 1 y 2. En el primer caso, una mujer, con un cuchillo de grandes dimensiones, asaltó un estanco de la zona centro intimidando y amenazando a la dependienta con frases como: "Dame todo el dinero que tengas o te rajo". La mujer consiguió un botín de 250 euros.

Esta último, al día siguiente y con el mismo 'modus operandi', asaltó un quiosco, también de la zona centro, llevándose la cantidad de 160 euros. "Si llamas a la Policía apuñalo al policía y luego te apuñalo a ti, que no te vea coger el teléfono", llegó a amenazar a la víctima. En ambos casos, la supuesta autora es una vecina de Gijón, M.J.J., de 40 años, a la que le constan 20 detenciones anteriores, en su mayoría por delitos similares, y que ingresó ya en prisión.

También se ha detenido a un hombre, J.V.G., de 45 años y vecino de Gijón, por un robo ocurrido el en un local de ocio el pasado día 3, en el que se utilizó un cuchillo de grandes dimensiones. En esa ocasión, el portero del establecimiento estaba persiguiendo al sospechoso, que localizado poco después por los agentes en las inmediaciones.

Gracias a ello, se pudo recuperar el botín, que ascendía a 24 euros, siendo detenido y recuperado el botín del asalto, que ascendía a 24 euros. Se da la circunstancia de que este individuo es el compañero sentimental de la detenida por los dos robos anteriores. El hombre fue sido detenido en 31 ocasiones anteriores.

Consulta aquí más noticias de Asturias.