La donación de tejidos cerebrales es clave para contribuir a la investigación en enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer, dado que el tejido humano es el único que contiene la información genética y molecular necesaria para el establecimiento de biomarcadores que permitan el diagnóstico precoz de esta enfermedad, así como para el desarrollo de fármacos y estrategias terapéuticas eficaces.

Asó lo han asegurado diversos expertos durante la conferencia 'La donación de cerebro: una oportunidad para contribuir a la investigación de las enfermedades neurológicas, al alcance de todos', que ha tenido lugar en el Instituto de Neurociencias de Castilla y León y que ha contado con la participación del director del Banco de Tejidos de la Fundación CIEN, Alberto Rábano.

De hecho, las principales líneas de investigación actuales en enfermedades neurológicas y psiquiátricas crónicas se apoyan en "gran medida" en los estudios de tejido nervioso humano 'post-mórtem'.

En este sentido, los especialistas han recordado que el conocimiento que en este campo se obtiene a partir de las investigaciones 'in vitro' o con animales debe complementarse con el trabajo con tejidos humanos, que permiten observar los efectos reales de la enfermedad y constituirse como medio de contraste fundamental de los hallazgos experimentales.

Por ello, los expertos han insistido en la necesidad de que aumenten las donaciones tanto de tejidos afectados por enfermedades neurodegenerativas como los que no lo están, ya que estos últimos realizan la labor de constatación o control.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.