Agentes de la Policía Municipal de Santander han detenido al conductor de un vehículo que superó en más del triple la tasa permitida de alcohol, después de que éste se viera involucrado en un accidente en el que resultaron heridas una mujer y un bebé.

El accidente tuvo lugar a las 20,20 horas de este pasado lunes, en la calle Cardenal Cisneros, donde colisionaron tres turismos, resultando heridos dos pasajeros de uno de los vehículos implicados, una mujer y un niño de 19 meses de edad.

Ambos fueron auxiliados por miembros de la Policía de Santander, que instruyeron diligencias, y posteriormente fueron atendidos por la dotación de una ambulancia del 061, que les traslado al hospital Valdecilla para ser asistidos por personal facultativo de sus lesiones.

Los agentes solicitaron la realización de la prueba de la alcoholemia a los conductores implicados, resultando positiva en el el caso de uno de ellos, identificado como L.S, quien superó en más del triple la tasa permitida de alcohol.

Por ello se procedió a su detención, y a la instrucción de las preceptivas diligencias judiciales, mientras que el vehículo que pilotaba el implicado fue retirado por una grúa y trasladado al depósito municipal de Candina.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.