La directiva y el comité de empresa de la sociedad Limpieza Pública y Protección Ambiental (Lipasam), participada en solitario por el Ayuntamiento de Sevilla, se reúnen de nuevo a las 17,30 horas de este martes, en las instalaciones centrales del parque de los Príncipes, para intentar resolver la huelga indefinida que pesa desde hace ya nueve días sobre el servicio de limpieza urbana de la capital andaluza, según han informado a Europa Press fuentes municipales.

El paro técnico comenzó la noche del domingo 27 de enero y, en su octavo día, se traduciría ya en cerca de 6.000 toneladas de basura y residuos que esperan su recogida en las calles de Sevilla.

Recortes en lipasam

La convocatoria de huelga indefinida deriva de la pretensión de Lipasam a la hora de reducir directamente un cinco por ciento el sueldo de los trabajadores y ampliar su jornada laboral a 37,5 horas semanales. Cabe recordar, al respecto, que en abril de 2012, la dirección y el comité de empresa de Lipasam pactaron una reducción salarial del cinco por ciento y una ampliación de la jornada laboral a 37,5 horas semanales, para desconvocar por cierto la huelga promovida entonces en el marco de la negociación del nuevo convenio colectivo.

El punto de fricción reside en que el comité de empresa reclama atenuar la reducción salarial merced al ahorro de costes ya cosechado por la empresa y se opone a que la ampliación de la jornada laboral repercuta en los descansos programados en Semana Santa, la Feria de Abril o la Navidad, extremo que según los sindicatos afectaría especialmente a las contrataciones eventuales que Lipasam promueve en estas fechas para que sus servicios se atengan al incremento de la demanda y los descansos de los empleados.

Ampliados los servicios mínimos

Los servicios mínimos decretados para esta huelga por la delegación provincial de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo contemplaban para la recogida de residuos sólidos urbanos (RSU) un 30 por ciento de los efectivos durante las dos primeras semanas y un 40 por ciento a partir de la tercera, mientras para la limpieza viaria queda estipulado un 30 por ciento del personal durante las dos primeras semanas y un 35 por ciento a partir de la tercera.

Igualmente, para cada turno de servicio eran asignados un mecánico, un encargado y un capataz, si bien después de que Lipasam impugnase este aspecto concreto, el TSJA ordenó que sobre el servicio de talleres pesasen también unos servicios mínimos del 30 por ciento. Tras una nueva impugnación promovida por Lipasam, y a través de un auto fechado el 4 de febrero y recogido por Europa Press, la sección primera de la sala de lo Contencioso Administrativo del Alto tribunal andaluz ha elevado del 30 al 50 por ciento los servicios mínimos de la recogida de residuos urbanos (RSU), porque "debe primar el interés general de la salud pública y la seguridad vial que se ven seriamente afectadas por la acumulación de miles de toneladas de basuras en toda la ciudad".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.