La Catedral de Sevilla ofrecerá a partir del mes de abril visitas guiadas y gratuitas en grupos reducidos al Retablo Mayor del templo, inmerso actualmente en un proceso de restauración iniciado hace un año para sacar a relucir los colores y el dorado original de las esculturas y relieves que lo componen, ocultos por los efectos del paso del tiempo y sucesivas actuaciones realizadas a lo largo de los siglos.

El proyecto de difusión 'Veintisiete escenas del retablo' coincide con el ecuador de las obras de restauración de esta estructura, cuya finalización está prevista para la primavera de 2014, según ha explicado en una rueda de prensa la responsable de Bienes Muebles del Cabildo de la Catedral, Teresa Laguna.

Así, los ciudadanos podrán acceder al interior del retablo, a través de un andamiaje de tres alturas, y comprobar 'in situ' cómo se realizan los trabajos de limpieza y reintegración de esculturas, relieves y mazonería. La visita guiada se complementa con paneles fotográficos, pantallas de video y algunas piezas que se encuentran desmontadas.

Teresa Laguna ha explicado que una de las labores más importantes en la restauración ha sido la fijación de las policromías y el dorado de las imágenes a través de limpieza química y técnicas fototónicas con láser. Estas técnicas están permitiendo eliminar, sin dañar la superficie original, una gruesa capa de cola orgánica que había sido aplicada en intervenciones anteriores y que ocultaba los colores originales.

Asimismo, uno de los responsables de dirección técnica de la obra, Fernando Guerrero, de la empresa Ágora, ha destacado que el proceso de restauración incluye asimismo una importante labor de investigación previa, que permite aumentar el conocimiento sobre la obra, junto a un tratamiento de conservación preventivo, destacando la idoneidad de realizar intervenciones periódicas en lugar de "actuaciones intensas cada 40 años", que son más costosas.

El presupuesto del proyecto de restauración, financiado íntegramente por la Catedral con fondos procedentes de la recaudación por las visitas que recibe el templo, asciende a 1,6 millones de euros, de los cuales ya se han ejecutado 730.000, según ha indicado Laguna.

Para la visita se constituirán tres grupos diarios de lunes a viernes con 15 personas cada turno, de una hora de duración. La solicitud se puede realizar a través de la página web de la Catedral y la asignación será en función del orden de inscripción, cuyo plazo ya se encuentra abierto.

Restauración del facistol del coro

De forma paralela a la restauración del Retablo se está realizando la intervención del Facistol del Coro, una pieza singular del siglo XVI obra del arquitecto Hernán Ruiz II, el mismo diseñador del Giraldillo. Cuando comenzó la intervención en el Retablo, la misa pasó a realizarse en la parte del coro, aprovechándose así para acometer actuaciones en elementos que se encontraban allí, como el Facistol, donde se colocaban los libros para el oficio.

Entre los trabajos de restauración de este mueble de planta centralizada, que alcanza cerca de cuatro metros de altura, se incluye el desmontaje de las piezas —que ha permitido conocer su estructura interna—, el tratamiento contra hongos e insectos que han dañado la base de la pieza, así como la retirada de varias capas de color aplicadas en diferentes momentos de su historia, ya que estaba concebido para ser mostrado en madera vista, según ha explicado el responsable de la restauración, Juan Carlos Castro.

Las obras se iniciaron a la par que las del Retablo y está previsto que concluyan en la misma fecha, para la primavera del próximo 2014, y los trabajos pueden observarse a través de una ventana en un taller instalado dentro de la misma Catedral, acompañado por paneles informativos.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.