El Tribunal Supremo (TS) ha condenado a 41 años y seis meses de prisión a tres hombres acusados de un delito de homicidio consumado y robo violento en grado de tentativa después de haber matado a un conocido de uno de ellos de seis disparos en plena calle tras haber acudido a su domicilio con la intención de robarle un paquete de hachís.

La sentencia del Alto Tribunal, consultada por Europa Press, estima un recurso de casación interpuesto por la mujer de la víctima, en el que pide que se tenga en cuenta la agravante de abuso de superioridad de los condenados, quienes fueron absueltos en un principio del delito de asesinato a favor de un delito de homicidio consumado, por el que computaron 33 años de prisión.

Así, el tribunal considera que los acusados actuaron en un "manifiesto abuso de superioridad" ya que "además de concentrarse para unir sus fuerzas, se hizo uso de un arma de fuego contra la víctima", por lo que ha decidido aumentar la pena en cuatro años en total, de manera que, junto con el resto de delitos, incluida la posesión ilícita de armas de fuego para uno de los acusados, los condena a 41 años y medio de prisión.

Según los hechos probados recogidos en la sentencia dictada por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Almería, dos de los condenados —primos entre sí— planearon el robo de un paquete de hachís que tenía la víctima para lo que se servirían de la pistola de uno de ellos. Asimismo, requirieron la ayuda de un tercero, amigo de la víctima.

Una vez trazado el plan, los condenados acudieron al domicilio de la víctima a quien estuvieron esperando en las inmediaciones hasta que lo vieron entrar en su vivienda. Así, se dirigieron a la entrada y tocaron a la puerta, si bien la víctima se negó a dejarlos entrar e inició un forcejeo con los acusados para impedir que accedieran a la vivienda.

Como consecuencia del forcejeo, dos de los acusados consiguieron lograron sacar a la víctima hasta la calle donde, en mitad de la calzada, recibió seis de los siete disparos que efectuó "con intención evidente de matar" el tercero de los acusados. De ellos, tres de ellos impactaron en la frente de la víctima mientras que otros dos fueron realizados por la espalda, uno de ellos penetrando por el hemitorax izquierdo y siendo mortal de necesidad.

Tras el tiroteo, los tres acusados huyeron del lugar y la víctima, casado y con un bebé de siete meses en el momento de los hechos, murió. La sentencia del TS rechaza, por otro lado, el recurso sobre la cantidad indemnizatoria fijada por la Audiencia Provincial en 180.000 euros en total.

Consulta aquí más noticias de Almería.