La entrada de un temporal de viento desde el norte, que afectará a toda el área peninsular y a Baleares, dejará un brusco descenso de las temperaturas, con precipitaciones de cierta intensidad y persistencia en áreas del tercio norte peninsular y cota de nieve relativamente baja, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Según las previsiones, es bastante probable que esta situación, con rachas muy fuertes de vientos en amplias zonas de la Península y Baleares, con especial incidencia en el cuadrante noreste peninsular y puntos del área mediterránea, se mantenga durante varios días más, con ciertas variaciones en cuanto a la intensidad dependiendo de los días, hasta al menos el domingo.

El temporal comenzará por la zona del Cantábrico, con precipitaciones moderadas y localmente persistentes, que podrían ser fuertes y acompañadas de tormenta y granizo, para extenderse más tarde al resto del extremo norte peninsular y, durante el miércoles y de manera más débil y dispersa, al resto de la mitad norte, siendo menos probables cuanto más al sur y al oeste.

Junto al viento, el temporal traerá a la Península bajadas de la cota de nieve, de manera progresiva hasta llegar a los 200/500 metros en los Pirineos y los 400/700 en el resto de la mitad norte durante el miércoles con nevadas intensas en la Cordillera Cantábrica y Pirineos, donde se pueden alcanzar o superar acumulaciones del orden de 20/40 centímetros. También será significativo la aparición de nieve en cotas relativamente bajas del tercio norte peninsular.

Durante el miércoles se espera viento de componente norte moderado a fuerte en la Península y Baleares, con rachas de muy fuerte especialmente en el cuadrante nordeste peninsular, Cantábrico, zonas montañosas del resto de la Península y puntos del área mediterránea.