La Guardia Civil de la Región de Murcia detuvo el día de ayer al conductor del vehículo articulado cuya carga de mercancías peligrosas resultó vertida en la carretera A-7, dentro del término municipal de Murcia, según han confirmado fuentes de la Benemérita en comunicado de prensa.

Las actuaciones tuvieron lugar a primera hora de la tarde, después de que una patrulla de Tráfico, cuando realizaba la vigilancia de la red principal de carreteras, observara cómo un vehículo articulado que circulaba aproximadamente a unos 50-100 metros delante, a la altura del enlace de la A-7 km 659, con la A-30 Km 137, en tramo curvo pronunciado, empezara a dar bandazos y a perder la carga consistente en bidones de materias peligrosas, que quedaron esparcidos por la calzada. Algunos de dichos bidones resultaron rotos por la caída, derramándose parte de las sustancias que contenían.

Tras lo que la patrulla de Tráfico, que contó con la colaboración de Bomberos, Protección Civil, Personal de Mantenimiento de Carreteras del Estado y otras Instituciones, cortó inicialmente la circulación, lo que evitó que los vehículos se introdujeran en la zona de la incidencia y se produjeran daños o peligros mayores, debido a lo deslizante de la materia vertida en la calzada, según las mismas fuentes.

En tal sentido, tan sólo se produjo un alcance entre dos vehículos que circulaban inmediatamente detrás del camión origen de la incidencia.

Simultáneamente, los agentes de la Guardia Civil procedieron a sacar el vehículo fuera de la calzada, a una zona de seguridad, y tras someter a su conductor a la preceptiva prueba de alcoholemia, éste arrojó un resultado 1,19 mg/l de alcohol en aire expirado, una tasa superior en 8 veces a la permitida para ese tipo de conductores y vehículos.

Autovía permaneció cortada durante horas

Como consecuencia del derrame de las sustancias sobre la calzada, la autovía A-7 (Algeciras-Tarragona) permaneció cortada hasta las 21,30 horas, en que se pudo habilitar uno de los carriles, quedando expedita totalmente a primera hora de la madrugada del día siguiente, tras las laboriosas tareas de retirada y trasvase de la carga a otros vehículos habilitados y limpieza de la vía por los servicios de mantenimiento.

Desde el primer momento del incidente, la Guardia Civil desalojó los vehículos que se habían quedado atrapados en la zona afectada, y estableció un amplio y complejo dispositivo de información y desvíos alternativos por las carreteras A-30 y MU-30 para minimizar los atascos en la autovía A-7, consiguiendo que no se produjeran colisiones por alcance en este tipo de sucesos.

El conductor, que fue detenido como presunto autor de dos delitos contra la seguridad vial, por conducir de forma temeraria y bajo la influencia de bebidas alcohólicas, fue ingresado en los calabozos de la Guardia Civil de la 5ª Zona de la Región de Murcia y puesto a disposición del Juzgado de Instrucción Nº 4 de los de Murcia en la mañana del día de hoy.

El detenido responde a las iniciales de T.R.R., español, de 39 años y vecino de Barcelona y cuenta con antecedentes de haberle sido retirado el permiso de conducir en dos ocasiones. Así mismo, según las mismas fuentes, le fueron formuladas varias denuncias por infracciones a la normativa del transporte en carretera.

Este tipo de delito se encuentra tipificado en el Código Penal y puede ser castigado con la pena de prisión de 6 meses a 2 años y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a un año y hasta seis años.

Consulta aquí más noticias de Murcia.