El conseller de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio, Biel Company, ha presentado este martes el anteproyecto de la Ley del Suelo a los diferentes partidos, una normativa que el Govern prevé aprobar dentro de tres o cuatro meses, que no afectará al suelo rústico y que pretende facilitar las obras menores, así como endurecer las sanciones.

Tras mantener una reunión con los grupos de la oposición, Company ha destacado que el hecho de que las obras menores puedan realizarse más rápido permitirá dinamizar la economía, aunque ha apuntado que, del mismo modo que se darán muchas facilidades a los ciudadanos, también se ampliará la responsabilidad por infracciones.

El conseller de Territorio ha dicho que pretende conseguir "el máximo consenso posible" para esta norma básica "que dotará a Baleares de su primera Ley del Suelo", por lo que ha asegurado que aceptará las aportaciones de la oposición "que mejoren la ley" y ha avanzado que este semana mantendrá reuniones en Menorca, la semana que viene discutirá con representantes de Ibiza y Formentera y también negociará con todos los sectores afectados.

"Esta ley no toca para nada el suelo rústico", ha insistido Company, que ha detallado que el suelo rústico está regulado por otra normativa, y ha señalado además que la Ley del Suelo es "muy técnica, no política", por lo que es "más difícil de palpar por parte de los ciudadanos", aunque ha añadido que aumentará la seguridad jurídica.