La Guardia Civil de Paiporta ha detenido a un total de 45 jóvenes dentro de la 'Operación Pinchos' por su supuesta implicación en delitos de robo con violencia e intimidación a menores de edad, cometidos el pasado año, en la comarca de l'Horta, según ha indicado la Benemérita en un comunicado.

Ante el aumento de delitos de robo con violencia e intimidación en vía pública, cometidos en la comarca de l'Horta, donde las víctimas eran menores de edad, la Guardia Civil de Paiporta estableció un operativo de servicio con la finalidad de detener a los supuestos autores de estos hechos, y acabar así con este incremento de delitos violentos que habían causado una gran alarma social entre los ciudadanos.

Los delitos eran cometidos tanto con intimidación verbal como con violencia física, y los autores utilizaban un arma blanca, con la que sustraían teléfonos móviles, dinero y joyas. En uno de los hechos cometidos en el mes de agosto del pasado año, en el apeadero del metro de Picanya, resultó herido un joven de 18 años por arma blanca.

De esta forma se inició la 'Operación Pinchos', que se ha desarrollado durante todo el año 2012, donde la Guardia Civil ha efectuado detenciones de forma constante durante este periodo.

La Benemérita de Paiporta ha investigado un total de 74 delitos de robo con violencia e intimidación, cometidos a lo largo del año 2012. En el total de la operación, se ha procedido a la detención de 45 personas, como supuestos autores, en conjunto, de un total de 65 delitos de robo con violencia e intimidación.

De los detenidos, siete de ellos son menores de edad, y otros seis han sido arrestados como supuestos autores de un delito de receptación, al haber adquirido algunos de los efectos previamente sustraídos.

A estos 45 detenidos hay que sumar otros seis que habían denunciado falsamente haber sido víctima de estos hechos, con lo que el número total de detenidos asciende a 51.

Del total de delitos investigados, se ha esclarecido cerca del 96 por ciento, con lo que se han recuperado diversos teléfonos móviles y joyas que han sido entregadas a sus legítimos propietarios. Entre las localidades más afectadas por este tipo de hechos se encuentran las poblaciones de Paiporta y Picanya. Las investigaciones continúan abiertas para lograr el total esclarecimiento de los hechos.

Consulta aquí más noticias de Valencia.