Un manifestante disfrazado de Fox porta un cartel contra el gobernador de Oaxaca.
Un manifestante disfrazado de Fox porta un cartel contra el gobernador de Oaxaca. (EFE)

La Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) comenzó ayer a normalizar su actividad docente tras casi seis meses de crisis en esta ciudad mexicana.

Los 15.000 estudiantes de este centro no han tenido clases desde que la Policía Federal Preventiva (PFP), que llegó a la ciudad el pasado 29 de octubre, intentó quitar las barricadas que se localizan en los alrededores de la universidad.

Mientras tanto, el gobernador del Estado, Ulises Ruiz, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), anunció en la noche del domingo que realizará cambios en su equipo de Gobierno con objeto de calmar las voces que piden su dimisión en las continuas movilizaciones ciudadanas.

De momento, Ruiz destituyó al director del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), Emilio Mendoza Kaplan, y designó en su sustitución a Abel Trejo González, que hasta la fecha ocupaba el cargo de director general del Colegio de Bachilleres de Oaxaca (Cobao).

Este relevo forma parte del acuerdo entre el gobernador y la Secretaría de Gobernación y la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), que también ha solicitado repetidamente su dimisión.

Continúan las protestas

Militantes del Partido de la Revolución Democrática (PRD), de izquierda, se sumaron a la lucha de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) para exigir la renuncia del gobernador de ese estado mexicano, Ulises Ruiz, y anunciaron bloqueos de carreteras.

El secretario general de Comité Ejecutivo Nacional del PRD, Guadalupe Acosta, dijo en la ciudad oaxaqueña de Juchitán que el cierre de carreteras se mantendrá "hasta la salida de Ulises Ruiz" de su cargo.

Agregó que el gobernador, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), "debe entender que el pueblo de Oaxaca no lo quiere", y aseguró que el cierre de carreteras no afectará a la sociedad, pues "más daño" hace Ulises Ruiz en el gobierno.

Por su parte, el líder nacional del PRD, Leonel Cota, dijo, tras reunirse con Flavio Sosa, uno de los dirigentes de la APPO, que su partido está de acuerdo con que Ruiz sea destituido y que sus senadores van a votar a favor de esa decisión.

Cota afirmó que viajó a Oaxaca a expresar su solidaridad con el movimiento popular de este estado y aclaró que "aquí o se está con Ulises o se está con el pueblo, y el PRD va estar con este movimiento popular que encabeza el magisterio, la APPO y los ciudadanos".

Enfatizó que Ulises Ruiz es un "muerto político" que le cuesta mucho al Partido Acción Nacional (PAN), la formación conservadora que gobierna en México.

Disturbios por la mañana

Por otra parte, ayer por la mañana varios desconocidos lanzaron bombas incendiarias contra un restaurante de la cadena 'McDonald's' situado en una plaza comercial del sur de la ciudad de Oaxaca, lo que ocasionó daños materiales, dijo a la prensa Martín Rosas, uno de los trabajadores.

El conflicto en este estado del sur de México surgió en mayo pasado como un movimiento sindical de los maestros, pero tras un intento de desalojo por parte de la policía, el problema se agudizó con la incorporación de la APPO y la exigencia de que renuncie el gobernador.

Tras cinco meses de ocupación del centro de la ciudad, la Policía Federal Preventiva desalojó el pasado 29 de octubre a los maestros y miembros de la APPO.