Izquierda Unida de Asturias pretende establecer como prohibición en la Administración autonómica la contratación, al menos en un plazo de cinco años, de empresas que hayan sido beneficiadas a costa de actuaciones ilegales de funcionarios o cargos políticos. Además, quiere que no se permita a las entidades contratadas por el Principado la publicidad de la labor desarrollada para éste.

Son algunas de las medidas que la formación ha incluido en un catálogo de propuestas que defenderá como parte de una Ley para la Transparencia Pública y la ética política, que la coalición defiende. Han sido presentadas este martes en rueda de prensa por el coordinador general de la coalición en Asturias, Manuel González Orviz, y la secretaria de Comunicación, Mayka Barros.

IU pretende prohibir la "contratación con la Administración del Principado por plazo mínimo de cinco años de cualquier empresa que se haya beneficiado de una actuación ilegal de cualquier político o funcionario determinada en sentencia judicial". Igualmente, propone "la prohibición de que las empresas que tengan contratos con el Principado de Asturias puedan publicitar la labor desarrollada por o para el Gobierno asturiano".

Con este tipo de medidas, según ha explicado Orviz, se pretende compensar "la falta dedecencia" de la situación actual. A su juicio. la "crisis económica ha generado la corrupción política e institucional", hasta el punto de que "nos hayamos en una situación similar a la de la Restauración".

En esta línea, Orviz también ha anunciado la aprobación, dentro de esta formació,n de "un reglamento de cargos públicos que determinará no solo cuestiones relativas a la ética, sino también a las funciones de los cargos públicos, y relativas al control de los fondos públicos, hasta las instituciones en el parlamento".

Reforma de la ley electoral contra el bipartidismo

Además, la coalición propone que la reforma de la ley electoral establezca "una sola circunscripción" y hacer así posible "que todos y cada uno de los votos de los asturianos tengan el mismo valor". En la misma, plantea fórmulas para que se promocione la participación de "toda la ciudadanía", además de que se garantice "la financiación pública, el control y transparencia de los partidos políticos y de sus fundaciones".

En este punto, Orviz ha hecho incidencia en los efectos del "bipartidismo" como una de las causas que motiva la corrupción política, por la falta de representatividad. "Los políticos de sobres, los de Filesa, Palau, Pallerols, Arenas, Urdangarines, Ferranes y otros más no nos representan y sirven a los intereses de sus corruptores", ha matizado.

Izquierda Unida pretende también la limitación a dos mandatos del presidente del Gobierno asturiano, así como el establecimiento de un límite de gastos en publicidad, nunca superior al 0,1% de los presupuestos autonómicos.

Por su parte, Mayka Barros ha anunciado una nueva campaña de IU contra la corrupción política, que ha costado cero euros a las arcas de la formación y que se desarrollará principalmente en redes sociales.

Consulta aquí más noticias de Asturias.