El Consejo de Gobierno ha dado el visto bueno al Proyecto de Ley de Autoridad de Profesionales del Sistema Sanitario y de Servicios Sociales Públicos de Aragón, ya que en los últimos años se ha producido una proliferación de casos en los que algunos profesionales del sector público sanitario y social han sufrido una serie de agresiones, ya sean físicas o verbales, por parte de los pacientes, usuarios, familiares o acompañantes.

Además, en ocasiones, esto ha conllevado una "merma a la hora de tomar las decisiones más idóneas en el ejercicio de las funciones de carácter público que tienen encomendadas", según se recoge en el acuerdo del Consejo de Gobierno.

El Gobierno de Aragón, "que no es ajeno a esta realidad, pretende mediante esta iniciativa crear y reforzar los instrumentos jurídicos necesarios que permitan conseguir que los profesionales del sistema público sanitario y social puedan desempeñar las tareas que les son propias en un contexto de máxima confianza, respeto y seguridad aumentado, como consecuencia de ello, la calidad de los servicios".

Así, dentro de la Comunidad, todos los directores y subdirectores de centros y servicios del sistema público sanitario o social, además de médicos, farmacéuticos, veterinarios, psicólogos, enfermeros, auxiliares de enfermería, celadores, trabajadores sociales, pedagogos, educadores, personal de gestión y servicios "gozarán de la presunción de veracidad en sus informes y declaraciones, así como de la protección reconocida en el ordenamiento jurídico".

DERECHOS

En concreto, los profesionales gozarán de los derechos a ser respetados, recibir un trato adecuado y ser valorados en el ejercicio de sus funciones por los pacientes y usuarios del sistema sanitario o social, sus familiares, acompañantes y por la sociedad en general.

También tendrán derecho a desarrollar sus funciones en un ambiente adecuado donde sean respetados sus derechos, especialmente su derecho a la integridad física y moral, señala el texto.

Además, se recoge el derecho al apoyo por parte del Departamento, que velará para que la consideración, el respeto y el trato recibido por estos profesionales sea conforme a la importancia social de la función que desempeñan y el derecho a la protección jurídica adecuada de sus funciones.

A pesar de ello, este Proyecto de Ley "no contradice ni vulnera aquellas normativas que protegen los derechos de los ciudadanos. Más bien al contrario, ya que la condición de Autoridad Pública exige a quien la ostenta una especial dedicación y el estricto cumplimiento de cuantos derechos son inherentes a los ciudadanos destinatarios de sus decisiones", concluye el acuerdo del Consejo de Gobierno.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.