La concejal del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Sevilla, Susana López, ha criticado la "falta de diálogo y el incumplimiento de un nuevo compromiso" por parte del alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido (PP), al haber rechazado "todas las enmiendas y alegaciones" registradas por el PSOE, así como por sindicatos y asociaciones al presupuesto de 2013, que se votará definitivamente en el Pleno extraordinario de este viernes.

"Zoido se comprometió a estudiar las propuestas en la aprobación inicial del presupuesto, y sin embargo, no sólo no ha aceptado ninguna sino que ni siquiera ha dado una explicación sobre los motivos por los que no se acepta ni una sola de las propuestas", lamenta la concejal socialista a través de un comunicado.

Según López, se ha producido este rechazo pese a que "hay casi 90.000 desempleados, a los problemas económicos que atraviesan numerosas familias y empresas, a la falta de medidas en los presupuestos para la reactivación económica, a los numerosos desahucios y dificultades para acceder a viviendas a precios asequibles".

También, menciona los "problemas de entidades deportivas por la nueva subida de los precios del IMD, a los recortes en cooperación internacional y a la necesidad de una descentralización real", a pesar de lo que "no se va a introducir ni una sola corrección en un presupuesto que no responde ni a las necesidades de los ciudadanos ni a las prioridades que debe tener el gobierno de la ciudad".

Explica que el PSOE había presentado en el Pleno en el que se aprobaron inicialmente los presupuestos de 2013 once enmiendas que sumaban un importe de más de 50 millones de euros y que afectaban tanto a las partidas de ingresos como de gastos y que tenían como objetivo diseñar un presupuesto "ajustado a las necesidades y prioridades de los ciudadanos". Ante el compromiso de Zoido de que, aunque se votaran todas las propuestas en contra en el Pleno en el que se aprobaron inicialmente los presupuestos, se "estudiarían", el Grupo Socialista registró nueve alegaciones que recogían la mayor parte de las propuestas presentadas inicialmente.

Sin embargo, "todas las alegaciones han sido rechazadas, sin que por tanto el gobierno del PP haya introducido una sola modificación en un presupuesto que no se ajusta a las necesidades y a las prioridades de la ciudad en estos momentos".

En sus enmiendas y alegaciones, el Grupo Socialista solicitó en primer lugar el impulso de un plan de empleo para reducir el elevado número de desempleados que hay en la ciudad por un importe de 19 millones de euros, que se obtendrían que una reducción de las partidas destinadas a las productividades y de los siete millones que, sin uso definido alguno, se consignan en la partida Reestructuración del Sector Público Local. Asimismo, se propuso la consignación de ocho millones de euros para ejecutar un plan de vivienda que permitiera mejorar y ampliar el parque social, impulsar un plan de rehabilitación que reactive al sector de la construcción y llevar a cabo medidas concretas de apoyo a las personas que hayan sido desahuciadas.

Entre las propuestas figuraba además, una descentralización real en los distritos de forma que las inversiones no estuvieran gestionadas por Urbanismo sino en manos de los delegados y de modo que se incrementara en 700.000 euros la partida gestionada por los distritos de forma que esta cantidad adicional se destinara a las zonas con mayores niveles de desempleo de la ciudad.

Junto a esta medida, se planteó un incremento de 100.000 euros para habilitar un plan de subvenciones para las asociaciones que se encuentren en riesgo de dejar de prestar su actividad por la crisis, así como una partida de 50.000 euros para firmar un convenio con la Federación Provincial de ONG para desarrollar actividades de sensibilización en la ciudad. Ambas partidas, procederían de una reducción del presupuesto de Fiestas Mayores que experimenta un incremento durante 2013.

Las enmiendas y alegaciones también recogían suprimir el convenio por el que el Ayuntamiento pagará 340.000 euros al Sevilla y al Betis para destinar ese dinero a las entidades deportivas que no pueden hacer frente "al incremento de las tasas del IMD y a su nuevo modelo de gestión", así como una partida de 150.000 euros de apoyo a las empresas culturales ante los "graves problemas del sector en la ciudad".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.