El abogado de Iñaki Urdangarin presentó este martes un recurso contra el pago de la fianza de 8,1 millones de euros que debe pagar junto a su exsocio Diego Torres por varios delitos de corrupción y evasión fiscal. El plazo para depositarla cumplía en menos de 24 horas, pero el recurso no paraliza la obligación de entregarla en el juzgado de Palma que investiga el 'caso Nóos'.

"Pinta feo", aseguró el letrado Mario Pascual Vives el lunes cuando fue preguntado acerca de si el duque de Palma podría reunir la parte que le corresponde. Vives detalló este miércoles a las puertas de su despacho que todavía no ha alcanzado un acuerdo "en firme" con el abogado de Torres, Manuel González Peeters, sobre cómo harán frente a la fianza, ya que esta es conjunta.

En caso de no poder depositar el dinero en metálico, el juez instructor José Castro ordenará el embargo de las posesiones de Urdangarin. Este responde ante la Justicia con sus bienes presentes y futuros.

Desglose de la fianza

El desglose de la fianza que ha impuesto el juez y que se detalla en el auto es el siguiente:

  • 1.200.000 euros: son los fondos "de los que presuntamente se apropiaron" Urdangarin y Torres procedentes del Convenio de Colaboración suscrito el 17 de julio de 2005 entre el Instituto Nóos y la Fundación Illesport.
  • 1.085.000 euros: fondos procedentes del Convenio de Colaboración suscrito el 17 de septiembre de 2006 entre el Instituto Nóos y la Fundación Illesport.
  • 1.044.000 euros: fondos procedentes del Convenio de Colaboración suscrito el 8 de septiembre de 2004 entre el Instituto Nóos y la empresa pública Ciudad de las Artes y las Ciencias S.A. y la Fundación Turismo Valencia Convention Bureau.
  • 1.044.000 euros: fondos procedentes del Convenio de Colaboración suscrito el 3 de octubre de 2005 entre el Instituto Nóos y la empresa pública Ciudad de las Artes y las Ciencias S.A. y la Fundación Turismo Valencia Convention Bureau.
  • 1.044.000 euros: fondos procedentes del Convenio de Colaboración suscrito el 8 de mayo de 2006 entre el Instituto Nóos y la empresa pública Ciudad de las Artes y las Ciencias S.A. y la Fundación Turismo Valencia Convention Bureau.
  • 380.000 euros: fondos procedentes del Convenio de Colaboración suscrito el 23 de diciembre de 2005 entre el Instituto Nóos, la Generalitat Valenciana y la Sociedad Gestora para la Imagen Estratégica y Promocional de la Comunidad Valenciana S.A.
  • 116.566, 33 euros: adjudicación por parte del Instituto Balear de Turismo a Nóos Consultoría Estratégica SL "de las prestaciones consistentes en la elaboración del material promocional del equipo ciclista Illes Balears-Banesto y la creación de la página Web de dicho equipo ciclista".
  • 54.520 euros: adjudicación por la Fundación Illesport a la mercantil TNS Inteligence-Sofres del servicio consistente en el "seguimiento de la repercusión en los medios de comunicación" del equipo Illes Balears- Banesto.
  • 174.000 euros: abono por la Fundación Illesport a Nóos Consultoría Estratégica SL de tres facturas por la "oficina del proyecto" del Illes Balears-Banesto.
  • 2.147.362,11 euros: "Al tener que incrementar las cantidades anteriores en un mínimo de 1/3".

El papel de la infanta Cristina

Urdangarin ha sido llamado a declarar de nuevo elpróximo 23 de febrero. Diego Torres y su mujer pasarán por el juzgado el día 16. Las Fiscalía les acusa de llevar a cabo una "actividad delictiva premeditada". Según el juez, los contratos que el Instituto Nóos (en teoría, sin ánimo de lucro) firmaba con los Gobiernos de Baleares o Valencia, entre otros, "son fruto de decisiones arbitrarias adoptadas mediante un ejercicio abusivo de poder, cuya finalidad era únicamente  beneficiar a una determinada entidad (Nóos)".

Las declaraciones se llevarán a cabo con el papel de la infanta Cristina como telón de fondo. El abogado de Diego Torres ha facilitado al juez varios correos electrónicos que han llevado a la imputación de su secretario personal, Carlos García Revenga, que actuaba como tesorero de Nóos. Además, Urdangarin habría usado la sociedad que compartía con su esposa para defraudar al fisco. Gracias al dinero público que se desviaba del Instituto Nóos, la infanta Cristina habría ganado 571.000 euros en solo tres años de actividad de Aizoon.

La Fiscalía de Palma rechazó imputar a la infanta en julio de 2012.