Los antiguos trabajadores de Fundiciones Caetano, fábrica ubicada en el municipio de Guillena (Sevilla), han acampado a las puertas de las instalaciones de la empresa, ahora llamada La Fonte Ardennaise España (LFA), entidad francesa que se adjudicó en subasta los activos pertenecientes a la antigua Fundiciones Caetano por la mitad del valor de la misma, y con el compromiso de la reactivación industrial y la recolocación de los trabajadores de la fundición.

En una nota, CCOO precisa que la acampada ante la sede de la empresa LFA, en la que participan más de 20 trabajadores pendientes de recolocar, "es una medida de protesta de los trabajadores de la antigua Fundiciones Caetano, para pedir el cumplimiento de los compromisos adquiridos una vez se liquidó la sociedad, y que pasaban por la reactivación industrial y la recolocación en la nueva empresa".

Estos trabajadores que, en su mayoría, tienen una antigüedad de 20 años en Fundiciones Caetano, demandan ser recibidos por la dirección francesa de la empresa, e instan a la delegación provincial de Economía, Innovación y Empleo de Sevilla, que "haga cumplir los compromisos adquiridos".

Además, fuentes sindicales han explicado a Europa Press que la nueva empresa empezó a recolocar a la plantilla "pero también entraron compañeros, mientras que los trabajadores de más antigüedad y más formación nos quedamos fuera".

"La empresa nos dice que no reunimos el perfil para el puesto, cuando es el mismo tipo de trabajo y los mismos puestos", han agregado las fuentes, quienes aseguran que la acampada tendrá un carácter indefinido hasta conseguir la recolocación.

La empresa La Fonte Ardennaise España es la empresa encargada de la recuperación de la actividad de fundición de hierro que venía desarrollando la extinta Fundiciones Caetano.

La Fonte Ardennaise España SL pertenece al grupo La Fonte Ardennaise, primero de Francia en el sector de la fundición, mecanizado, ensamblado y pintura para equipos y uno de los tres más importantes de Europa y que cuenta con 10 plantas, además de una plantilla de más de 1.300 trabajadores.

La empresa adquirió por siete millones de euros las instalaciones y parte de la maquinaria de Fundiciones Caetano en su liquidación. A esta inversión se suma un incentivo de IDEA, con la que la planta de fundición quedará lista y preparada para comenzar su actividad en septiembre de 2013 y fabricar piezas de fundición tanto para clientes ya cerrados desde Francia como para nuevos clientes con instalaciones más modernas, nuevos equipos y mejoras tecnológicas y de consumo.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.