La Fiscalía de Medio Ambiente del Principado de Asturias ha abierto Diligencias de Investigación tras el escrito presentado en la sede de Oviedo del Ministerio Público por la Coordinadora Ecoloxista d'Asturies, en el que denuncia un aumento de las emisiones contaminantes a la atmósfera por parte de la empresa Arcelor.

Las Diligencias, que en principio tendrán una duración máxima de seis meses, están encaminadas a determinar si los hechos denunciados pudieran ser constitutivos de infracción penal, según ha informado la Fiscalía.

La Coordinadora Ecoloxista d'Asturies presentó una denuncia ante la Fiscalía de Medio Ambiente del Tribunal Superior de Justicia de Asturias con motivo de la "nube tóxica" acaecida el pasado miércoles 16 de enero de 2013, coincidiendo con el arranque del horno alto de la empresa Arcelor en la factoría de Veriña, concejo de Gijón, que produjo según el colectivo "un importante aumento de las emisiones contaminantes a la atmósfera".

El colectivo detalló en la denuncia que las "emisiones e inmisiones son de continuo monitorizadas por los sistemas operativos pertenecientes a la Administración pública, tanto por el Principado como por el Ayuntamiento, a través de las estaciones de control, que marcaron el aumento de contaminación atmosférica por partículas de forma muy significativa ese día tal como se recoge en la Web del Principado en Red de Control de la Calidad de Aire de Asturias, ya que la media diaria de la Estación de Argentina del triple del valor habitual de otros días".

Con ello consideran que se acredita el hecho de la emisión contaminante a la atmósfera a través de los daños presentes en las chapas de numerosos vehículos estacionados en la zona, tras el supuesto arrastre de partículas del interior de alto horno por el aumento de caudal de la soplante, y se precipitaron sobre los coches, como se pudo comprobar el día 17 de enero de 2013 en numerosos vehículos.

A juicio de la Coordinadora, estas partículas de metal, además de dañar a los vehículos, posiblemente hayan afectado a la salud de las personas. "Las más finas pueden ser inspiradas y penetrar en el sistema respiratorio, pero también a través de la ingesta de productos provenientes de la ganadería y cultivos de la zona o de la afectación que haya podido tener sobre el nivel freático y la consiguiente contaminación hídrica", destacan a través del comunicado.

Consulta aquí más noticias de Asturias.