Huelga en la Universidad Complutense
Grupo de piquetes informativos que irrumpió en el Rectorado de la UCM para exigir al rector que se siente a negociar los recortes. CC OO Enseñanza

Un grupo de 50 trabajadores de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) irrumpió este martes en el Rectorado para pedir al rector, José Carrillo, que sentase a negociar los recortes salariales y los despidos de trabajadores previstos.

La entrada se produjo a las 11.00 horas, cuando estaba prevista una rueda de prensa oficial sobre la huelga que el personal docente, investigador y de administración y servicios comenzó este martes. Entre gritos de "Huelga, huelga", el grupo subió hasta el tercer piso del edificio donde Carrillo iba a comparecer para explicar su postura. Antes y después, recorrieron varias facultades informando de su situación, pero su presencia no afectó a la celebración de los exámenes de febrero.

Según CC OO, el seguimiento del paro asciende al 60% en el campus de Moncloa y al 75% en el de Somosaguas. La Complutense ha afirmado que solo 62 funcionarios y 18 miembros del personal laboral lo han respaldado en el turno de mañana (de 8 a 15 horas), por 9 funcionarios y 9 miembros del personal laboral en el caso del turno de tarde.

La Universidad ha garantizado que los exámenes no se verán afectados y que todos se llevarán a cabo. El paro, según los sindicatos de la mesa de la Universidad (CC OO, UGT, CSIF, CSIT-Unión Profesional y SAP), continuará mientras el rector no escuche las demandas de los trabajadores.

Plan de eficiencia a 2-3 años

Las próximas jornadas de huelga tendrán lugar los días 13 y 14 de febrero. Los dos primeros días de huelga iban a tener lugar 30 y el 31 de enero, pero se desconvocaron gracias al preacuerdo alcanzado entre el Rectorado y los sindicatos para garantizar el mantenimiento de los puestos de trabajo. Sin embargo, la UCM procedió a despedir a siete personas, por lo que los representantes de los trabajadores ratificaron el resto de huelgas.

Los empleados quieren un plan a dos o tres años que haga de la UCM una universidad más eficienteJavier Pérez del Olmo, de CC OO, detalló que en las reuniones celebradas la víspera la UCM reculó en sus posiciones y canceló de forma unilateral una reunión prevista para este martes.

Según Pérez, los trabajadores, que ya han afrontado un esfuerzo económico valorado en 14,5 millones de euros, plantean a la UCM un plan a dos o tres años en el que sean reorganizadas las plantillas y sean cubiertos todos los servicios de forma más eficiente, protegiendo el empleo y las condiciones de trabajo.

7,5 millones más de ajuste

La UCM quiere recortar salarios en 7,5 millones de euros, aparte de los 14,7 millones de euros ya "aportados" por los trabajadores en dinero dejado de cobrar de jubilaciones o de Acción Social (ayudas en asuntos como el pago de matrículas de hijos o para abonos de transporte). El motivo es la nueva bajada de las partidas transferidas por la Comunidad de Madrid.

Proponen repartir las rebajas salariales entre todos los colectivosLos sindicatos también habían convocado huelga para los días 30 y 31 de enero pero decidieron cancelarla en estas fechas tras una reunión —el 28 de enero— en la que la dirección de la Universidad se comprometió a mantener el empleo y a repartir las posibles reducciones de salarios entre todos los colectivos.

Según una nota de CC OO, además, la Universidad pretende recortar los salarios en "cantidades diferentes y discriminatorias, según el colectivo", cuando se había comprometido a que cualquier reducción salarial debía realizarse "con carácter universal, proporcional y progresivo entre todos los colectivos, docentes y de administración y servicios"

El acuerdo entre los representantes de los trabajadores y la Universidad preveía mantener el proceso de negociación hasta la liquidación del presupuesto de 2012, pero —dice CCOO— "la Universidad se niega a reunirse durante los días de huelga".

Consulta aquí más noticias de Madrid.